Nissan Intelligent Mobility

Nissan Intelligent Mobility quiere conseguir la transición hacia un modelo energético más sostenible para reducir al máximo las emisiones a la atmósfera. El vehículo eléctrico es el elemento clave para conseguir este objetivo y Nissan ya ha vendido más de 400.0000 vehículos eléctricos en todo el mundo.

En un momento donde se ha empezado a apostar por el uso de las energías renovables con la eliminación del ‘impuesto al sol’ y una propuesta de ley de autoconsumo, Nissan va más allá y quiere integrar su tecnología puntera dentro de la vida diaria de la población, en sus casas y sus trabajos. Nissan Intelligent Mobility está formado por tres áreas de innovación: Intelligent Power, Intelligent Driving e Intelligent Integration y su icono es el Nissan LEAF que integra estos tres aspectos en un solo producto.

El ecosistema eléctrico Nissan no tiene límites

Bajo el pilar de Intelligent Integration, Nissan está redefiniendo su rol en la vida de las personas, proponiendo soluciones energéticas accesibles, limpias y sostenibles. Fomentar el desarrollo de la infraestructura eléctrica y desarrollar nuevas formas comerciales e innovadoras de proporcionar a las personas un acceso más económico e incluso gratuito a la electricidad son dos de sus objetivos clave dentro del ‘ecosistema eléctrico de Nissan’. Sus vehículos eléctricos como, por ejemplo, el Nissan LEAF y la furgoneta e-NV200 son, además de vehículos, baterías portátiles para que un futuro ‘cero emisiones’ sea una realidad desde hoy mismo.

El alza de los vehículos eléctricos es una realidad y conseguir y gestionar este crecimiento de manera sostenible para el mundo requiere una reflexión inteligente. Un ejemplo de ello son el V2G (Vehicle to Grid), el Vehicle to Home, el Vehicle to Building y xStorage, sistemas que permiten trasladar la eficiencia energética en la conducción a viviendas y locales comerciales y que tiene como objetivo garantizar que la red eléctrica pueda satisfacer una demanda cada vez mayor de energía.

Bidireccionalidad. Vehicle to Grid, Vehicle to Home, vehicle to building

 El V2G (Vehicle to Grid) es el sistema de carga bidireccional proporcionado por los vehículos eléctricos de Nissan que no solo cargan la batería, sino que pueden dar corriente eléctrica a una casa o a una oficina, permitiéndole al consumidor pasar de ser pasivo a ser un jugador activo en el mercado de la energía, generando ingresos y manteniendo el control total.

El vehículo eléctrico puede ser un elemento importante para facilitar la transición hacia un modelo energético más sostenible. Y es que dado que la energía eléctrica se pierde si no se consume al momento, la batería de los vehículos eléctricos pueden servir para almacenarla y consumirla más tarde (cuando hay picos de demanda y la electricidad es más cara, por ejemplo). Y esto es posible gracias al sistema de carga bidireccional de la gama 100% eléctrica de Nissan (LEAF y e-NV200), que permite no solo recargar la batería sino proporcionar la energía que tiene almacenada para iluminar una casa o una oficina.

El sistema LEAF to Home fue especialmente importante durante el tsunami ocurrido en 2011 en Japón, donde se utilizó para llevar electricidad a las zonas devastadas. No obstante, también puede ser utilizado para aprovechar al máximo la generación solar de una instalación de autoconsumo.

Si 18.000 Nissan LEAF y e-NV200 se conectaran a la red eléctrica, tendrían una potencia equivalente a una central eléctrica de 180 MW.

Por otro lado, el xStorage, es un sistema revolucionario de almacenamiento de energía doméstico que permite dar una segunda vida a la batería del LEAF, el vehículo eléctrico líder en el mundo, en una forma más eficiente, confiable y sostenible para impulsar su vida. Su objetivo es contribuir al ahorro en la factura eléctrica, ya que permite almacenar la energía proveniente de fuentes renovables y utilizarla cuando haya mucha demanda y los costes suban.

 Segunda Vida de las baterías

El sistema de almacenamiento energético desempeña un papel muy importante a la hora de equilibrar el suministro y la demanda de energía.

Las baterías pueden mantener al final de su vida útil hasta el 80% de su capacidad. Como ejemplo de la posibilidad de seguir utilizando las baterías al final de su vida útil es el sistema de almacenamiento energético más grande de Europa, que utiliza baterías reutilizadas y nuevas provenientes de vehículos eléctricos para suministrar electricidad al estadio Johan Cruyff Arena en Ámsterdam. Este sistema de almacenamiento de 3 megavatios ofrece un suministro y consumo eléctrico más fiables y eficientes para el estadio, sus visitantes, vecinos y para la red eléctrica de los Países Bajos. Este sistema de almacenamiento energético combina las unidades de conversión eléctrica de Eaton y el equivalente a las baterías de 148 Nissan LEAF, por lo que no solo supone un sistema energético más sostenible, sino que fomenta la economía circular y una segunda vida de los productos para las baterías de los vehículos eléctricos.

El sistema no solo es una solución de emergencia sino que también permite al Johan Cruyff Arena consumir la energía acumulada en estas baterías cuando haya picos de demanda y la electricidad sea más cara. También permite equilibrar la red eléctrica de la capital holandesa ya que esta energía, además, está producida por las 4.000 placas solares que están instaladas en el estadio. En un futuro este sistema también permitirá que la sede del Ajax pueda proporcionar corriente eléctrica a los vecinos de su barrio en caso que haya un corte de suministro.

Otro ejemplo que está revolucionando el sector es el modelo de energía portátil Roam, una fuente de energía basada en baterías recicladas del LEAF pensada para alimentar remolques para acampar. El Nissan Roam es un pequeño cubo que en su interior cuenta con algunas celdas de baterías de iones de litio extraídas de los vehículos Nissan LEAF de primera generación, y el cual está pensado para usarse exclusivamente en los remolques Opus, el fabricante británico que construye estos vehículos con diversos formatos y características. La unidad del Nissan Energy ROAM ofrece suministro eléctrico tanto para el circuito de 230 V como para el de 12 V (mediante la recarga de la batería integrada que alimenta el sistema de 12 V). Este sistema permite conseguir una autonomía eléctrica de unos siete días de acampada, con la ayuda de un panel solar accesorio.

Este prototipo permite a los campistas seguir conectados y disfrutar de las comodidades de un hogar, pero también les aporta libertad para viajar hasta zonas remotas. Además, este sistema tiene una característica única, y es que el Nissan Energy ROAM se puede sacar de su compartimento en la furgoneta y se puede recargar lejos del lugar de acampada mediante un enchufe doméstico normal de 230 V o gracias a un panel solar accesorio.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here