Tesla Model S Plaid 2021
Advertisement

Hubo un tiempo en el que Tesla presumía de estar trabajando para desarrollar coches eléctricos que alcanzasen una autonomía de cuatro dígitos. Con el Tesla Model S como uno de los modelos con mayor autonomía del momento, queda claro que para Musk y su equipo el rango es una de las claves para hacer mejores enchufables. Eso sí, sin renunciar a otras cosas…

A través de su cuenta de Twitter (su canal casi oficial de comunicación) Elon Musk explica por qué no cree que fabricar coches eléctricos con 1.000 km de autonomía es una buena idea.

El CEO de Tesla ha publicado un mensaje en respuesta a un mensaje que hacía alusión a Lucid, como la compañía que ha fabricado el primer coche con 800 km de autonomía.

Musk ha respondido diciendo: “El año pasado podríamos haber vendido un Tesla Model S con autonomía de unos 1.000 kilómetros pero eso hubiese hecho el producto peor, en mi opinión”.

En esta ocasión, argumenta su opinión. Asegura que para superar el umbral de los cuatro dígitos de autonomía, el coche eléctrico necesitaría una batería demasiado grande, lo que haría que “acelerase menos”, también “que la experiencia de conducción sea peor y su eficiencia menor”.

“Incluso nuestro coche de 640 kilómetros de autonomía es más de lo que la mayoría de lo que los conductores necesita”, sentencia.

El CEO de Tesla hace alusión al Tesla Model S Plaid+ que el fabricante anunció como el primer coche eléctrico con 1.000 km de autonomía, pero nunca llegó a ser realidad.

Elon Musk discrepa de aquellos que defienden que para aumentar la autonomía hay que crear baterías más grandes. Para el responsable de Tesla, es mucho más importante conseguir coches con menos peso para así mejorar su comportamiento.

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí