citroën

Citroën ha presentado el Museo del Confort by Nuevo Citroën C4 en la cuenta de instagram @museodelconfort. Esta galería virtual muestra cerca de 50 inventos españoles que destacan por su diseño y confort y que utilizamos en nuestra vida diaria. El objetivo es poner en valor nuestros inventos, como el Nuevo Citroën C4 y su versión eléctrica ë-C4 – 100% ëlectric.

El museo se ha dividido en cuatro salas. En la primera de las salas, dedicada a esos inventos que han conseguido hacer nuestra vida más cómoda, figuran genialidades como la jeringuilla desechable, creada en 1970 por Manuel Jalón, también artífice de la fregona y uno de los inventores españoles que más ha contribuido a la evolución de nuestro país como una de las cunas del ingenio; el abrelatas de José Valle Armesto (1906); la minipimer de Gabriel Lluelles (1960), la primera batidora manual proyectada y un utensilio imprescindible para hacer nuestras sesiones de cocina más cómodas; el genial y sencillo chupachups de Enric Bernat (1959); y el milenario abanico, creado en China pero perfeccionado con un mecanismo plegable en España antes de su popularización en toda Europa, entre otros muchos.

En la segunda sala, centrada en el diseño, figuran ideas brillantes como el futbolín, creado en 1937 por Alexandre Campos (alias Alejandro Finisterre), la forma más cómoda y divertida de llevar la emoción de la competición futbolística al salón de casa; el popular interruptor Simon, creado en 1916 por Arturo Simón Vibet, fundador de lo que hoy es un grupo empresarial con presencia  en más de 90 países; la imprescindible grapadora de José Enrique Aranzábal y Juan Solozábal (1930); y la carabela de Enrique el Navegante (S. XV), con la que los intrépidos exploradores renacentistas consiguieron recorrer el mundo, entre otros.

La tercera sala virtual, dedicada a la tecnología española que más ha contribuido a mejorar la vida en este planeta (e incluso más allá), incluye inventos como el traje de astronauta creado en 1935 por Emilio Herrero, un primer prototipo del atuendo que más tarde perfeccionaron los soviéticos para protegerse en sus primeros paseos orbitales; el célebre submarino de Narciso Monturiol (1859); el no menos conocido autogiro de Juan de la Cierva (1923); y el laringoscopio de Manuel García (1855), entre otros éxitos tecnológicos.

En la cuarta y última sala, con la electricidad como protagonista, figuran inventos ‘Made in Spain’ como el teleférico de 1887 de Leonardo Torres Quevedo, el Da Vinci español, que se ha extendido por el mundo como la forma más cómoda de superar desniveles, y su pionero puntero láser, que desde 1930 nos hace la vida más sencilla al alargar nuestro índice hasta donde alcanza la vista; el popular Talgo de Alejandro Goicoechea (1941); y la máquina de rayos portátil del manchego Mónico Sánchez (1909), un avance decisivo para conseguir diagnósticos rápidos incluso en el campo de batalla, entre una amplia selección de ingenios electromecánicos.

Actividades y visitas guiadas

Además, el Museo del Confort by Nuevo Citroën C4 también ofrecerá actividades programadas, como visitas guiadas y charlas sobre tendencias en diseño. Con estas propuestas, el museo pretende ofrecer un lugar de encuentro virtual en el que se puedan entablar debates y acceder a la opinión de expertos, como la de Marisa Santamaría, investigadora, docente y divulgadora de tendencias globales del diseño, que opina que “el cambio en el aspecto de los vehículos debe ser progresivo para no romper los esquemas mentales de los usuarios”.

El museo también tiene, por supuesto, un espacio dedicado al Citroën ë-C4 – 100% ëlectric, que dispone de una autonomía de 350 km y ofrece unas prestaciones realmente adaptadas para todos los desplazamientos de la vida diaria. La mecánica del Citroën ë-C4 tiene 136 CV y 260 Nm de par. Ofrece varios de conducción, el más potente (Sport) pasa de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 150 km/h.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here