El software inteligente de Ford, MoDe:Link, puede ayudar a mejorar la calidad del aire en las ciudades, optimizando la logística.
El software inteligente de Ford, MoDe:Link, puede ayudar a mejorar la calidad del aire en las ciudades, optimizando la logística.

El incremento del comercio digital ejerce una mayor presión sobre la logística urbana. De ahí que Ford esté probando, con la empresa Hermes, un servicio de mensajería sostenible. El software inteligente MoDe:Link de Ford coordina el trabajo de vehículos de reparto con el de los mensajeros a pie; además, identifica lugares seguros para que los conductores aparquen a poca distancia de varias direcciones de entrega; y organiza el reparto.


Con este sistema, Ford cree que se podría lograr un uso más eficaz de las furgonetas; asimismo, supondría un beneficio para reducir la contaminación atmosférica y aliviar la congestión.

MoDe:Link, para entregas inteligentes

MoDe:Link es el software logístico inteligente de Ford. Identifica ubicaciones seguras y convenientes para las entregas a los mensajeros a pie; además, coordina a los equipos para que realicen los repartos en bloques de viviendas, empresas o zonas residenciales.

Los mensajeros utilizan una sencilla aplicación para smartphone que les avisa de la ubicación de la furgoneta, También les muestra las rutas y el itinerario más cortos para realizar el reparto de los paquetes. La app se integra con los sistemas de seguimiento de Hermes para garantizar que los clientes puedan ver, en tiempo real, el estado de sus entregas.

El sistema, en su conjunto, orquesta el viaje de cada paquete de principio a fin. Con ello, garantiza que las entregas sean lo más eficientes y sostenibles posibles. Y lo hace desde el primer kilómetro de recorrido hasta el destino final.

El sistema organiza la entrega de paquetes desde el primer minuto de recorrido hasta su entrega final.
El sistema organiza la entrega de paquetes desde el primer minuto de recorrido hasta su entrega final.

Las pruebas con el MoDe:Link, que realiza Ford con Hermes, se están desarrollando en Londres. Pero ambas compañías están estudiando la viabilidad de ampliar el proyecto a otras zonas.

El reparto de última milla es una de las formas en que Ford explora los beneficios en la calidad del aire mediante tecnologías de conectividad. Un estudio reciente llevado a cabo en tres ciudades europeas mostró cómo el Blockchain y el geoperimetraje pueden complementar la eficiencia de los vehículos PHEV para mejorar el aire de las ciudades. Hablamos de ello hace ya tiempo y de las pruebas llevadas a cabo en Londres, Colonia y Valencia.

El proyecto piloto

Hermes es uno de los principales especialistas en entregas a domicilio del Reino Unido; el año pasado, gestionó más de 630 millones de paquetes. En septiembre, el equipo del Laboratorio de Innovación de Hermes presentó en una zona del centro de Londres el acuerdo de colaboración con Ford. El proyecto se puso a prueba durante una de las épocas del año de mayor actividad de entrega de paquetes.

El proyecto piloto con MoDe:Link funcionó durante la temporada alta de Navidad y respondió a una demanda sin precedentes de entregas a domicilio. Formaron el equipo ocho mensajeros a pie repartidos por tres zonas de código postal distinto. El resultado: las dos Ford Transit PHEV del proyecto repartieron el mismo número de paquetes que seis furgonetas que hacían entregas convencionales a domicilio; y lo mejor es que lo hicieron más rápido.

Este modelo, según Ford añade un beneficio importante: la posibilidad de reparto sin que cada mensajero tenga que disponer de un vehículo.

Los repartidores a pie pueden entregar hasta 50 paquetes por turno, lo que supone beneficios para la salud y el bienestar. Además, los mensajeros también pueden beneficiarse de modelos de trabajo flexibles que se adapten a los compromisos familiares.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here