La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), junto con grupos ecologistas y las asociaciones de consumidores, han pedido a la Unión Europea (UE) “objetivos ambiciosos” para el despliegue de puntos de recarga de vehículos eléctricos y que fije como objetivo disponer un millón de cargadores públicos para 2024 en Europa.

En una carta conjunta, la ACEA, la asociación Transporte y Medioambiente (T&E, en sus siglas en inglés) y la Organización Europea de Consumidores (BEUC) explican en su misiva que si Europa fija unos objetivos ambiciosos “enviará una señal clara a los consumidores” sobre la apuesta europea por el vehículo eléctrico y “dará una seguridad muy necesaria a la industria del automóvil”.

Un millón de puntos de carga para 2024

En la carta, las asociaciones han solicitado a los comisarios de clima, transporte, industria y energía de la UE que aprovechen la revisión de este año de la directiva de infraestructuras para combustibles alternativos y así exigir un millón de puntos de recarga públicos para 2024 y tres millones en 2029.

Consideran que el número de puntos de carga debe asignarse a cada país con base en una metodología simple y justa que tenga en cuenta factores económicos y sociales. Hay más peticiones:

  • El número de cargadores de acceso público debería aumentar en línea con el número de vehículos eléctricos en la carretera
  • La UE también debe abordar las crecientes necesidades de los conductores de vehículos eléctricos con poco o ningún acceso a la carga privada, así como a los taxis eléctricos y a los servicios de transporte, estableciendo objetivos para cargadores rápidos y ultrarrápidos en las zonas urbanas
  • La ley también debería establecer un objetivo de alrededor de 1.000 estaciones de hidrógeno para 2029

Los grupos también han pedido a la Comisión Europea que proponga reemplazar la directiva con un reglamento que permita armonizar los estándares de recarga, los métodos de pago para los consumidores. 

La propuesta creará miles de puestos de trabajo

“La CE debe actuar rápidamente y establecer objetivos para el aumento de la infraestructura de recarga en los Estados miembros. De lo contrario, incluso los actuales objetivos de reducción en la lucha contra el cambio climático están en peligro”, señalóaen la misiva el presidente de la ACEA, Oliver Zipse.

La propuesta, añaden, contribuirá a la creación de un millón de puestos de trabajo en toda Europa y ayudaría a la UE a alcanzar sus objetivos sobre cambio climático.

“Si nos tomamos en serio el calentamiento global, tenemos que pasar a la electricidad rápidamente. Los objetivos de recarga de vehículos eléctricos por país son una buena manera de conseguirlo, y la Comisión debería dejar de dar largas al asunto”, afirma el director ejecutivo de T&E, William Todts.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here