vehículos eléctricos

La proporción entre puntos de recarga público y vehículos enchufables difiere entre la exigencia de legislación europea y la realidad en Estados Unidos. Reino Unido ya cumple con el mandato europeo de un punto por cada 10 vehículos enchufables.

Los vehículos eléctricos todavía constituyen una pequeña parte de los vehículos que circulan por las calles y las carreteras en todo el mundo. La recarga vinculada, aquella que se realiza en la vivienda o en el lugar de trabajo, debe suponer un porcentaje muy alto de las recargas de cada uno de los coches eléctricos. Sin embargo es necesaria la instalación de una red de recarga pública que atienda las necesidades diarias de un número cada vez mayor de vehículos enchufables. En este sentido es necesario plantearse cuantos puntos de recarga públicos son necesarios ahora y serán necesarios en el futuro en función del número de vehículos y de sus crecientes capacidades de baterías. Un problema todavía más específico está en la instalación de puntos de carga rápida en corriente continua en las carreteras.

El debate está servido. Y al igual que ocurrió con las gasolineras o estaciones de servicio, los gobiernos  de todo el mundo reconocen la necesidad de fomentar la instalación y el crecimiento de las estaciones de recarga pública y  responder a esta pregunta. Una respuesta que por otro lado no parece sencilla.

Según un informe de AutoExpress, en Reino Unido se ha instalado un punto de recarga por cada seis vehículos enchufables vendidos allí en 2017. Si en esta proporción se incluyen los cuadriciclos eléctricos, las motocicletas y las furgonetas de reparto comercial la cuota es del 8,9 vehículos por cada punto de recarga público, según calcula la revista Autocar.

Estación de carga de ChargePoint en Estados Unidos
Estación de carga de ChargePoint en Estados Unidos

Por otro lado la Unión Europea, en su legislación, ha establecido que será necesario un punto de recarga público por cada 10 vehículos eléctricos.

Sin embargo, si nos vamos a un país mucho más grande y diverso como Estados Unidos las cifras cambian radicalmente. Según el Centro de datos de combustibles alternativos del Departamento de Energía de EE.UU. hay 16 vehículos eléctricos por cada punto de carga público. Como es lógico este reparto no es igual en todos los estados. De los 47.110 puntos existentes 14.223, el 30%, están en California, donde además se encuentran casi la mitad de los vehículos enchufables de todo el país, unos 800.000. Esta situación da como resultado que hay un punto de carga por cada 25 vehículos enchufables. Comparando con los datos de Reino Unido y con los exigidos por la Unión Europea, Estados Unidos se encuentra sensiblemente rezagado en este aspecto.

Llega la recarga rápida pública en carretera

Esta situación debería compensarse en cierta medida cuando se aborde el problema más específico de la carga rápida en corriente continua en las carreteras. En Estados Unidos una serie de iniciativas a nivel estatal están destinadas a impulsar las estaciones de carga públicas a lo largo de los corredores de alto tráfico. Una asociación compuesta por ocho estados occidentales (Colorado, Nevada, Utah, Idaho, Montana, Nuevo México, Wyoming y Arizona) planea un aumento significativo de estas estaciones a lo largo de las carreteras interestatales para respaldar las ventas de vehículos eléctricos.

En Europa tres son los proyectos para instalar redes de recarga rápida en carretera. La primera es Ultra-E, un proyecto europeo en el que participan tanto fabricantes de automóviles como empresas de servicios públicos y otros actores relacionados con la movilidad eléctrica: Allego, Audi, BMW, Magna, Renault y Hubject. Esta alianza ha anunciado el despliegue de 25 estaciones de recarga de vehículos eléctricos a lo largo de la red trans europea de transporte (RTE-T) que utilizarán el conector de carga CCS-Combo 2. Estos corredores eléctricos conectarán los Países Bajos, Bélgica, Alemania y Austria.  Las estaciones de recarga ultra rápida alcanzan una potencia de más de 350 kW en corriente continua.

Mapa de la red de recarga de IONITY
Mapa de la red de recarga de IONITY

La segunda es Ionity, respaldada por BMW, Daimler, Ford y el Grupo Volkswagen que anuncian inicialmente 400 puntos recarga de hasta 350 kW en 2020 y miles de puntos de carga de alta potencia.

Por último Mega-E, promocionada por Allego y Fortum Charge, complementaria de la primera,  con 322 cargadores ultra rápidos y 27 concentradores de carga inteligente que serán instalados en 20 países europeos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here