La estrategia de Porche para la red de recarga del Mission E
Uwe Michael, jefe de desarrollo de electrónica de Porsche

Uwe Michael, jefe de desarrollo de electrónica de Porsche, desgrana la estrategia del fabricante alemán respecto a la red de carga que acompañará a su primer coche eléctrico, el Mission E y al resto de sus modelos.

Uwe Michael, jefe de desarrollo de electrónica de Porsche, cuenta la estrategia de Porsche para satisfacer las necesidades de carga de sus futuros clientes, una vez que esté en el mercado su primer coche eléctrico: el Mission E.

Porsche ha diseñado un sistema de carga de 800 voltios para este vehículo, que duplica el voltaje habitual de las baterías de los vehículos eléctricos  de producción actuales. Porsche ha adquirido mucha experiencia en este campo gracias a que el 919 Hybrid Le Mans, participante en la mítica carrera de resistencia, utiliza un sistema de carga de su batería de iones de litio que funciona a esta potencia.

Porsche Mission E
Porsche Mission E

Al elevar de forma considerable la potencia, Porsche no necesita aumentar el grosor de los cables (la intensidad que circula por ellos no varía) lo que evita que se incremente el peso. Para poder llevar a cabo esta elevación del voltaje Porsche está trabajando directamente con dos fabricantes de baterías: LG y Panasonic. Michael espera que “la química de los paquetes de baterías mejore en un 5% cada año”.

Prototipo de una estacion de carga de 800 V de Porsche
Prototipo de una estacion de carga de 800 V de Porsche

Los clientes de Porsche tendrán acceso a una red de 800 V capaces de recuperar 400 kilómetros de autonomía en tan solo 20 minutos. El prototipo del cargador es un sistema de acumulación capaz de almacenar suficiente energía como para recargar hasta tres vehículos eléctricos sin necesidad de tomar la energía de la red.

Además Porsche también piensa en la carga vinculada en la vivienda de sus clientes. Estos cargadores podrán adaptar su potencia en función del vehículo que deban recargar. Así una salida de 3,6 kW puede ser suficiente para recargar un futuro 911 híbrido enchufable, pero serán necesarios 11 o 22 kW para poder recargar la batería del Porsche Mission E.  Según Michel están trabajando directamente con los proveedores de electricidad para desarrollar estos sistemas. En la vivienda será en el lugar en el que se carguen los coches habitualmente. Cuando tengan que viajar los propietarios de un Porsche podrán reservar el uso de los Turbo Charger a lo largo de la ruta.

Los nuevos Porsche eléctricos serán vehículos con un software actualizable por OTA (on-the-air) que permitirá introducir cambios en el vehículo de forma que puedan desarrollar más potencia, mejorar diversos sistemas y acceder a un ecosistema de aplicaciones propio.

Porche Mission E
Porche Mission E

El avance de Porsche hacia la movilidad eléctrica parece evidente aunque hasta aquí, nada de los que nos han contado sea nuevo, puesto que ya lo hemos visto, hecho realidad, en Tesla. Aun así es una gran noticia que un fabricante como el alemán tenga claro por donde hay que avanzar para lograr la electrificación de sus vehículos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here