La EMT de Madrid, ejemplo de sostenibilidad

0
521

La EMT, Empresa municipal de transportes de Madrid, ha anunciado la incorporación a su flota de los primeros autobuses articulados propulsados por Gas Natural Comprimido (GNC) que prestan servicio en la ciudad. Se trata de 14 autobuses del modelo MAN articulado NG-313F GNC que circularán en la línea 27, una de las más turísticas de la capital, que hace el recorrido por la Castellana y el Paseo del Prado, y lleva una media de 900.000 viajeros mensuales.

No es una novedad el uso de este combustible ya que actualmente hay funcionando numerosos autobuses con esta y otras tecnologías en la ciudad, sino el hecho de ser autobuses articulados de 18 metros de largo y 18 toneladas de peso.

Los nuevos autobuses articulados van equipados con un motor de 310 CV y 12.816 centímetros cúbicos de cilindrada. Montan diez neumáticos y un sistema de articulación que permite un radio máximo de giro de 52 grados. Cuenta con ocho depósitos de GNC de 205 litros cada uno, lo que supone una capacidad total de combustible de 1.640 litros. La principal ventaja de los autobuses de GNC es que contaminan un 70 por ciento menos de media que los autobuses diésel de las mismas características.

Montan carrocería Versus del fabricante gallego Castrosua con todas las características de confort, seguridad y accesibilidad de la flota de EMT. Disponen de 140 plazas (45 sentadas y 95 de pie), sistema automático de climatización, rampa de acceso para silla de ruedas, silla portabebés y todos los avances tecnológicos y sistemas de información al cliente.

Estos vehículos forman parte del pedido de autobuses que EMT ha realizado para el año 2012, que supone la adquisición de 123 nuevos vehículos de Gas Natural Comprimido (GNC) e híbridos.

Diversas tecnologías

A diferencia de otras operadoras de transporte urbano, la EMT tiene desde hace años muy diversificados los carburantes. No todos utilizan gasóleo, aunque siguen siendo mayoría. A fecha de enero de 2011, 1.600 autobuses tenían motor diésel, 466 utilizaban gas natural comprimido, 5 bioetanol y 20 eran de tracción totalmente eléctrica. La primera medida para ir descolgándose del gasóleo la tomaron hace tres años, cuando los responsables de la EMT decidieron empezar a usar biodiesel en toda la flota. Desde entonces la EMT alimenta a sus 1.600 autobuses diésel con una mezcla al 20% de biodiesel y gasóleo A, es decir, lo que se conoce como B20. Los beneficios son económicos y ambientales. El B20 es más barato ya que no tributa tanto como el gasóleo y contamina menos.

Autobuses híbridos GNC-eléctricos

El pasado mes de junio se presentaron los primeros autobuses híbridos GNC-eléctricos que se incorporan a la flota urbana madrileña. Son siete unidades del modelo TEMPUS, del fabricante gallego Castrosua, y que dan servicio a la línea 41 con destino Atocha. A este pedido se añadirán más adelante otras 17. De las 23 unidades, 13 corresponden Castrosua y otras 10 a Tata Hispania. La empresa madrileña, el Ayuntamiento y la propia ciudad de Madrid se convierten de esta forma en pioneros en el ensayo y puesta en marcha de este nuevo sistema de propulsión que combina el GNC y la electricidad, un decidido compromiso con el medio ambiente y la calidad del aire de la capital al tratarse de una tecnología limpia y sostenible.

El modelo TEMPUS es un autobús “enchufable”, es decir, recarga sus baterías mediante conexión a la red eléctrica convencional. Dispone de sistema start-stop, por el que su motor térmico puede estar apagado en las paradas cuando funciona en modo híbrido, dependiendo del estado de carga de las baterías. El TEMPUS tiene capacidad para 81 pasajeros, 18 plazas sentadas y 63 de pie. Los niveles de emisiones acústicas y de gases contaminantes son nulos cuando el autobús funciona en modo eléctrico, siendo muy bajos cuando funciona en modo híbrido por estar dotado de un motor de GNC de tamaño y cilindrada muy inferior al de los autobuses estándar.

Madrid tiene una zona delimitada de bajas emisiones (ZBE) que coincide con el distrito Centro, y el objetivo para la mejora del medio ambiente en esta zona, es el desarrollo de esta flota hasta conseguir un 100% de autobuses con energías limpias.