Cepsa y Acciona han puesto un marcha un red de puntos de intercambio de baterías en que los usuarios de las motos eléctricas Silence podrán recuperar su autonomía en 10 minutos

Silence, filial del grupo Acciona dedicada a la comercialización de motos eléctricas, es uno de los fabricantes que más firmemente apuesta por el intercambio de baterías como solución para ampliar la movilidad de sus clientes.

Ahora la compañía da un paso más con la firma de un acuerdo con Cepsa para llevar a cabo una prueba piloto que permita desarrollar una red de intercambiadores de baterías en estaciones de servicio de la energética para los vehículos eléctricos que fabrica Silence.

Intercambio de baterías en Madrid y Barcelona

La primera iniciativa del proyecto conjunto ya está en marcha en Barcelona. El plan contempla el desarrollo inicial de diez intercambiadores en otras tantas estaciones de Cepsa, cinco en la capital catalana y otros cinco en Madrid, en los próximos meses.

“Nuestro objetivo, con esta iniciativa, es poner en marcha lo antes posible una amplia red de servicio de intercambio de baterías en todo el país para dar respuesta a nuestro propósito de acelerar la descarbonización y reforzar nuestro liderazgo en el sector de la movilidad eléctrica 100% renovable”, ha dicho Carlos Sotelo, CEO de Silence.

“Con este piloto en Barcelona y Madrid, de la mano de Cepsa, nuestros usuarios tendrán una estación de intercambio de baterías a menos de 10 minutos en ambas ciudades”, añade.

Baterías cargadas en 10 minutos

Silence utiliza en sus motos eléctricas un sistema de baterías extraíbles que permite al usuario dejar la unidad descargada en una estación de intercambio, obtener otra con un 100% de carga y continuar su trayecto, mediante una operación de reemplazo muy rápida, de apenas un minuto de duración.

7 razones para comprar una moto eléctrica en España en 2022

Cuando el conductor detecta un nivel de carga bajo, puede localizar a través de la aplicación Battery Station de Silence el intercambiador más cercano y reservar una batería. Una vez en allí, deposita su batería en un punto de carga disponible y extrae otra totalmente cargada.

Carlos Sotelo, CEO de Silence.
Carlos Sotelo, CEO de Silence.

Las baterías de Silence también las utilizan los Seat y las unidades del servicio de movilidad urbana de Acciona.

Las mismas baterías formarán parte del equipamiento del nuevo automóvil de dos plazas de Silence, el S04. Asimismo, el servicio está abierto a cualquier otra marca que, en el futuro, se quiera adherir al sistema de intercambio.

Para utilizar las estaciones de recarga, Silence ofrece la opción de comprar la moto sin batería, lo que reduce su precio en un 40%, y contratar una suscripción mensual.

Además de abaratar el precio de compra, este método también evita al usuario tener que encargarse del mantenimiento de la batería, ya que Silence se encarga de que estas estén siempre en perfectas condiciones en sus intercambiadores.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí