He aquí el primer Ferrari PHEV. Se llama Ferrari SF90 Stradale, tiene 1.000 CV, una relación peso/potencia de 1,57 k/CV y puede acelerar hasta 250 km/h. Pero espera que hay muuucho más que contar.

Quizá siga habiendo puristas que se hagan cruces al escuchar que Ferrari apuesta por la electrificación. No deberían y estoy segura de que cambiarán de opinión cuando vean las imágenes y lean las impresionantes cifras del que ya es el primer modelo híbrido enchufable de la casa del cavallino, el Ferrari SF90 Stradale.

El SF90 Stradale tiene un motor turbo V8 de 90° con 780 CV, la salida de potencia más alta de todos los 8 cilindros en la historia de Ferrari. Los 220 CV restantes son suministrados por tres motores eléctricos, uno en la parte trasera y dos en el eje delantero.

Desde Ferrari explican que esto no hace que la experiencia de manejo sea más complicada: el conductor simplemente tiene que seleccionar uno de los cuatro modos de unidad de potencia, y luego concentrarse en la conducción.

De 0 a 100 km/h en 2,5 segundos

Como buen Ferrari, el SF90 Stradale tiene unas prestaciones de infarto: 0-100 km/h en 2,5 segundos y 0-200 km / h en solo 6,7 segundos.

Junto con su potencia de salida específica de 195 CV/litro, que es la más alta en el segmento, el motor también entrega 800 Nm de torque a 6.000 rpm. Para ofrecer este extraordinario resultado, los ingenieros de Ferrari se enfocaron en varias áreas diferentes del motor, comenzando por aumentar su capacidad de 3,902 cc a 3,990 cc gracias a un diámetro mayor de 88 mm.

El sistema de admisión y escape ha sido completamente rediseñado y ahora cuenta con una nueva cabeza de cilindro más angosta con un inyector central y la adopción de GDI de 350 bar, otra primicia para un Ferrari V8.

Con tres motores eléctricos

El SF90 Stradale está equipado con tres motores eléctricos capaces de generar un total de 220 cv (162 kW). Una batería de iones de litio de alto rendimiento proporciona energía a los tres motores y garantiza un rango de 25 kilómetros en el modo eDrive completamente eléctrico, utilizando solo el eje delantero.

Cuando se apaga el motor de combustión interna, los dos motores delanteros independientes entregan una velocidad máxima de 135 km / h con una aceleración longitudinal de ≤0.4 g. La reversa solo se puede usar en el modo eDrive, lo que significa que el automóvil se puede maniobrar a baja velocidad sin usar el V8. Los motores delanteros están integrados en la estrategia de control de lanzamiento para obtener el máximo rendimiento al acelerar.

Hablemos del diseño

La arquitectura del SF90 Stradale, en la cual la cabina se ubica por delante del motor de montaje intermedio, proporcionó a Flavio Manzoni y su equipo de diseñadores en el Centro de Estilismo de Ferrari, la plataforma ideal para diseñar un supercoche genuino de proporciones impecables.

Entre las señas de identidad del SF90 Stradale destacan:

  • Un centro de gravedad muy bajo también ha permitido a los diseñadores bajar el área de la cabina en 20 mm. Combinado con un parabrisas más curvo, postes A delgados y una pista ancha, esto crea un auto bellamente proporcionado con volúmenes más elegantes
  • La cabina compacta con forma de burbuja
  • los faros que alejan el aspecto en forma de L, a un diseño de rendija delgada integrado con las tomas de aire de los frenos, lo que da como resultado una forma de C característica que confiere al frente del automóvil un atractivo original y futurista
  • La parte trasera del automóvil está dominada por altos tubos de escape que son el resultado de la optimización del diseño de la línea de escape.

En el interior hay que hablar del grupo de instrumentos central que comprende una única pantalla digital HD de 16 ”que se curva hacia el conductor para facilitar la lectura y enfatizar el efecto de cabina envolvente de estilo F1″. Esta es la primera vez que se adopta este tipo de pantalla en un automóvil de producción.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here