taller de baterías. PSA Vigo

Repasamos cómo la falta de semiconductores está afectando a las plantas de producción de vehículos en España. Todas las marcas, y sus instalaciones, se están viendo afectadas. El problema, que es global, requiere medidas que son tan urgentes como complicadas de implementar.


Hablábamos recientemente de los problemas que se estaban generando como consecuencia de la falta de chips. La alerta procedía de Sernauto (Asociación Española de Proveedores de Automoción).

Para poner fin a esta demanda, la multinacional Bosch ha anunciado la puesta en marcha, durante el mes de julio, de una fábrica de semiconductores para la industria automovilística y el internet de las cosas en Dresde (Alemania).

También Francia y Alemania hicieron pública, recientemente, su intención de sacar adelante un proyecto europeo de semiconductores. Consideran que son “el nuevo petróleo del siglo XXI” y un “elemento decisivo de soberanía“.

Advertisement

Los ERTE y los parones en la producción automovilística se están repitiendo entre las diferentes marcas desde 2020. Surgió el problema durante la pandemia. Entonces, aumentó la demanda de semiconductores para la industria tecnológica por la mayor venta de teléfonos, ordenadores o tablets para teletrabajar.

Los de los coches son sofisticados, pero no de última generación. En consecuencia, los fabricantes de chips han optado por centrar su producción en los semiconductores que dan más beneficios, como los de los dispositivos móviles.

La falta de semiconductores para las plantas españolas

Lo cierto es que la falta de semiconductores está afectando con fuerza a las plantas de fabricación de vehículos españolas. Concretamente, muchas han tenido que volver a reducir turnos durante esta semana, incluso parar algunas líneas de montaje, por no tener chips.

Fábrica de SEAT

Lo malo es que las circunstancias, de momento, no parece que vayan evolucionar muy positivamente. Hacemos un repaso de cómo están las cosas en este momento para las plantas españolas:

SEAT

SEAT ha tenido que desprogramar en la planta barcelonesa de Martorell tres días de un modelo de producción de Audi 1: jueves y viernes de la semana pasada, así como el lunes 21. No contaba con suficientes microchips para sus coches.

Según indica EFE, SEAT ha explicado que no se pueden descartar ajustes adicionales en Martorell. Tanto hoy como mañana, fabricarán “a medio gas”, porque son jornadas festivas en el calendario laboral.

Volkswagen

Volkswagen Navarra ha tenido que parar la producción durante el lunes y el martes por la falta de semiconductores. A estas fechas se unirá el cierre programado de la fábrica el día 25.

En las campas tiene unos 5.000 coches incompletos por culpa de los chips. La previsión indicaba que el 30% de ellos estarían ya completos ayer.

Mercedes

Desde el lunes hasta el viernes, la planta de Mercedes-Benz en Vitoria tenía previsto parar tres turnos de producción. Sin embargo, podría extender la medida al lunes 28, dada la incertidumbre actual.

Además, no es la primera vez que la falta de suministros afecta a su actividad, ya que el 25 de mayo se vio perjudicada por falta de cables.

Ford

La planta de Ford de Almussafes tuvo parada la producción de vehículos durante una semana, por falta de chips, hasta el 16 de junio. Mientras, la de motores se detuvo durante 9 días, por un ERTE causado por la falta de semiconductores.

Planta de Ford Almussafes
Planta de Ford Almussafes

Stellantis

Con respecto a las plantas de Stellantis (Citroën, Peugeot, Opel, DS, Fiat, Alfa Romeo, Jeep), ya aplicó a primeros de junio suspensiones en Vigo. La planta acumula más de un centenar de suspensiones desde que empezó 2021. Además, en la planta de Zaragoza, han pactado 50 jornadas de ERTE hasta final de año.

Renault

Desde el 16 de abril, las plantas de Valladolid y Palencia de Renault tienen un ERTE que estará vigente hasta el 30 de septiembre de este año. La causa es la misma: el desabastecimiento de semiconductores.

La situación en otros lugares

A nivel global, la surcoreana Hyundai anunció este lunes la suspensión, durante tres semanas alternas, de las operaciones de su fábrica estadounidense en Alabama. La falta de chips está por detrás, pero van a aprovechar el momento para realizar labores de mantenimiento.

Hyundai ha tenido que detener la producción en otras instalaciones. Recordemos que tiene las siguientes plantas: cuatro en China, una en Estados Unidos, República Checa, Turquía, Rusia, India y Brasil y siete en la península coreana.

Las alemanas Volkswagen y Daimler comunicaron el miércoles la aplicación de un ERTE por la escasez de chips.

En el caso de Volkswagen va a afectar a la fabricación en la planta alemana de Wolfsburgo de varios modelos.

Por su parte, Daimler aplicará el ERTE en las factorías de Mercedes-Benz de Rasttat (Baden-Wurtemberg) y Bremen.

FUENTE: Agencia EFE.

Los mejores coches eléctricos del mercado

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here