coches de combustión

Europa ha votado a favor de prohibir la venta de vehículos de combustión a partir de 2035. Se adelanta así en cinco años la norma pone fecha de caducidad a los motores de gasolina, a los diésel y a los híbridos no enchufables

Lo propuso la Comisión de Medio Ambiente (ENVi) y ahora la Eurocámara lo ha ratificado: a partir de 2035 se prohíbe la venta de turismos y vehículos comerciales con motor de combustión. Se pone así fecha de caducidad a la fabricación de motores diésel, gasolina e híbridos no enchufables; o, lo que es lo mismo, en algo más de una década solo de podrán fabricar vehículos electrificados.

Con un total de 399 votos a favor, 249 en contra y 24 abstenciones, los eurodiputados han apoyado la medida propuesta por la Comisión de Medio Ambiente. Previamente han rechazado la propuesta del Partido Popular (PP) para que este objetivo del 100% de reducción de emisiones pasase al 90% para dicho ejercicio.

“Para 2035 no debería haber motores de combustión nuevos en el mercado; la mayoría de los fabricantes de automóviles ya han anunciado que para el año 2030 sólo quieren tener coches eléctricos“, resume el eurodiputado verde, Michael Bloss.

Nuevos límites de emisiones

Además del veto a los vehículos de combustión a partir de 2035, Europa ha debatido sobre los límites de emisiones para cada segmento.

Tras rechazar una primera propuesta de reducir en un 40% las emisiones de los coches y en un 35% las de las furgonetas para 2027; y una segunda que limitaba las emisiones de los turismos un 70% y de las furgonetas un 65% para 2030 (está con los mismos votos a favor que en contra), finalmente se recoge un objetivo intermedio de reducción del 55% de las emisiones contaminantes de los nuevos coches y furgonetas en 2030; deberán llegar a cero cinco años después.

Cinco años antes

La decisión europea adelanta en cinco años la decisión de prohibir la venta de vehículos de combustión (antes fijada para 2040).

En España, la Ley de Cambio Climático recoge 2040 como la fecha en que los fabricantes dejarán de vender vehículos de combustión.

Ahora, los ministros de Medio Ambiente deberán decidir su posición sobre estos objetivos a finales de este mes, antes de iniciar las negociaciones con el Parlamento. Se espera que la ley definitiva se apruebe en otoño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí