Grupo Antolín ha desarrollado el primer techo de coches fabricado con residuos plásticos y neumáticos usados. En apariencia, no hay diferencia con los convencionales

En su apuesta por desarrollar techos más sostenibles, Grupo Antolín trabaja en diferentes métodos y tecnologías para reciclar las piezas del interior del vehículo.

Su última novedad es un techo panorámico fabricado con sustrato de poliuretano (PU) producido con un proceso de conformado en caliente que incluye materiales fabricados a partir de residuos urbanos, residuos plásticos posconsumo y neumáticos al final de su vida útil.

Advertisement

“Trabajar con materiales reciclados es un paso natural en el firme compromiso de la empresa por desarrollar un negocio sostenible”, explica la compañía. “El objetivo es reducir los residuos y el consumo energético durante la fabricación del producto y satisfacer la demanda de interiores para vehículos respetuosos con el medio ambiente”, apuntan.

El techo de coche más sostenible del mercado (por ahora)

El techo de coche de Grupo Antolin tiene la misma apariencia y las mismas propiedades que un techo estándar. De esta forma, mejora de la sostenibilidad se produce sin ninguna reducción en las propiedades físicas del revestimiento.

Este logro ha sido posible gracias al proceso de fabricación de un material desarrollado por BASF (mediante el reciclaje químico), que Antolin ha validado e introducido ya en un coche eléctrico europeo de gama alta que acaba de lanzarse al mercado. El proceso permite reciclar el 50% del peso de la pieza.

“En este proyecto en particular, el 100% del tejido, el 70% de la espuma del núcleo y el 70% del marco del techo solar de plástico se han obtenido de residuos que no se pueden reciclar de ninguna otra manera”, explican los responsables de Antolín. “Habrían acabado en vertederos o, lo que es peor, en hábitats naturales como los océanos”, añaden.

Próximo proyecto

“Este proyecto es un paso más hacia un interior del vehículo más sostenible y un gran salto para la tecnología de techos en poliuretano termoconformados”, afirma Enrique Fernández, Director de Ingeniería Avanzada de la Unidad de Negocio de Techos de Grupo Antolin.

El directivo adelanta que el siguiente proyecto de la compañía con espuma de poliuretano estructural reciclada llegará al mercado en 2022. “Además, se fabricará con electricidad procedente de fuentes renovables“, apunta.

Esta acción forma parte del Plan Director de Sostenibilidad de la empresa que se ha diseñado siguiendo como hoja de ruta los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y la Agenda 2030.

Reciclaje mecánico y Novaform

Grupo Antolin trabaja en diferentes métodos y tecnologías para reciclar los componentes como parte de su objetivo de contribuir positivamente a la sociedad y reducir su huella de carbono.

En este sentido, el reciclaje mecánico es otro procedimiento que ayuda a reintegrar los productos plásticos en el ciclo de producción. Este tipo de reciclaje se está aplicando actualmente para materiales termoplásticos de la compañía.

Sin embargo, con materiales termoestables el reciclado mecánico no es siempre posible. Es por eso que Antolin ha desarrollado tecnologías para procesar materias primas obtenidas de una amplia gama de fuentes de plástico reciclado, que se transforman en componentes del interior del vehículo mediante un proceso llamado Novaform.

Por otro lado, la compañía también ha introducido en producción en serie en Europa un método para reciclar recortes de fabricación de productos termoestables, como el techo, y transformarlos en tableros para su uso en la construcción.

Estos tableros se utilizan actualmente en Europa, África y Sudamérica. El producto, de marca Coretech, es capaz de transformar una pieza termoestable compuesta, que no se podría reciclar de otra manera, en un tablero con excelentes propiedades de aislamiento, resistencia y estabilidad térmica.

Los coches de hidrógeno que ya están a la venta en el mercado español

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here