Imagina que alguien te ofrece 1.500 euros a cambio de cambiar tu vehículo de combustión por una bici eléctrica. ¿Aceptarías? No es una locura, Francia ya lo está haciendo

Tratar de reducir las emisiones contaminantes derivadas del tráfico rodado en las grandes urbes no es cruzada que se hayan propuesto solo en Madrid (donde trabajan en la aprobación de la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible). Todas las capitales europeas persiguen el mismo objetivo, entre otras razones, porque sino reduce sus niveles de contaminación se enfrentan a multas millonarias.

En Francia preparan una Ley de Cambio Climático pero al Gobierno de Emmanuel Macron los trámites para su aprobación y puesta en marcha son demasiado lentos, de manera que han decidido incentivar el cambio hacia una movilidad más sostenible con otras herramientas.

Advertisement

El país galo acaba de aprobar una paquete económico para incentivar con ayudas de hasta 1.500 euros el cambio de un vehículo de combustión por una bicicleta eléctrica. La idea es que todos aquellos franceses que tengan un vehículo en propiedad y estén dispuestos a enviarlo al desguace reciban una ayuda que les permita acceder a la compra de una bicicleta eléctrica.

¿Y los que no tienen coche pero quieren una bici eléctrica?

En el caso de aquellos franceses que sí quieren utilizar una bici eléctrica como medio de transporte para acceder al centro de la ciudad y moverse por ella, pero no tienen un vehículo que llevar al desguace hay un plan B.

La propuesta aprobada por el gobierno francés contempla ayudas de hasta 1.000 euros para la compra de bicis eléctricas sin necesidad de entregar un vehículo de combustión a cambio.

En España, el gobierno central parece tener la vista fijada en el impulso de la movilidad eléctrica de cuatro ruedas de ahí que la mayoría de las medidas aprobadas y las que están en fase de aprobación se dirigen a incentivar la compra de vehículos impulsados por motor eléctrico. La tercera edición del Plan Moves III contempla ayudas para la compra de vehículos eficientes y la instalación de puntos de carga, pero deja fuera los incentivos para los servicios de alquiler de bicis eléctricas que sí estaban contemplados en el Plan Moves II.

Sí hay iniciativas a nivel autonómico. La Comunidad de Madrid, por ejemplo, ofrece descuentos de hasta 1.000 euros para la compra de motos, bicis y patinetes eléctricos; en el caso de las bicis la subvención es de un máximo de 600 euros para bicicletas con sistemas de asistencia al pedaleo de potencia inferior o igual a 250 W. Valencia , por su parte, ha estado impulsando el uso de bicis eléctricas en el centro de la ciudad con ayudas de hasta 250 euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here