El Volkswagen ID arrancará su producción en noviembre de 2019

El Volkswagen ID se comenzará a producir en la fábrica de Zwickau a partir de noviembre de 2019, de donde saldrán 100.000 unidades al año a partir 2020. Volkswagen ha desvelado algunas características más de su nuevo coche eléctrico.

El fabricante alemán va ofreciéndonos poco a poco detalles sobre el nuevo Volkswagen ID llamado a arrancar la tan anunciada conversión a la electromovilidad del Grupo. La fábrica de Zwickau, remodelada para convertirse en una de las principales factorías de producción de coches eléctricos del mundo, se encargará de arrancar la fabricación del ID en noviembre de 2019, lo que contradice el rumor de que sería a finales de 2018, y sitúa las primeras entregas en Europa a primeros de 2020. A partir de ahí se incrementará el ritmo de ensamblaje hasta llegar un año después a lograr fabricar 100.000 unidades de este modelo al año.

Una cifra realmente importante teniendo en cuenta que inicialmente no se venderá en Estados Unidos, donde el primer modelo eléctrico será el ID CROZZ, el SUV eléctrico anunciado como el segundo miembro de esta nueva familia en Europa.

Volkswagen ID
Volkswagen ID

Además de fijar estas fechas Volkswagen ha ofrecido algunos datos más sobre sus características mecánicas y sobre sus prestaciones. Las especificaciones preliminares apuntan a una autonomía de entre 400 y 600 kilómetros, un dato que ya conocíamos y del que podríamos deducir, con una horquilla de rango tan amplia, que la cifra más alta sería homologada en el protocolo NEDC europeo que ya ha sido sustituido por el WLPT, más exigente, al que podría referirse la segunda cifra.

Su motor eléctrico tendría una potencia de 125 kW (167 CV) situado en el eje trasero aunque no se descarta la posibilidad de que existan versiones con doble motorización. Su aceleración de 0 a 100 km/h sería de menos de ocho segundos y su velocidad máxima de 160 km/h.

Plataforma MEB de Volkswagen
Plataforma MEB de Volkswagen

Otras características que Volkswagen ha anunciado son:

  • Gran maniobrabilidad con un radio de giro de 9,9 metros.
  • Capacidad para la conducción autónoma que se ofrecerá en actualizaciones posteriores, lo que nos da a entender que el hardware necesario para ello podría ir embarcado de fábrica en todas las unidades.
  • Nuevo lenguaje de diseño y apariencia al construirse sobre una plataforma pensada para la electrificación (MEB) que dispone los componentes de forma diferente agrandando el espacio para pasajeros y maletero (espacio interior de un Passat en un compacto del tamaño del Golf).
  • Recarga de 30 minutos al 80% bajo el estándar CCS (esto supondrá que debería permitir potencias de carga de al menos 150 kW).

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here