Jaguar Land Rover y BASF están haciendo pruebas del proceso de reciclado de plásticos en un prototipo del Jaguar I-Pace.
Jaguar Land Rover y BASF están haciendo pruebas del proceso de reciclado de plásticos en un prototipo del Jaguar I-Pace.

Si se cumplen los pronósticos, en 2025 habrá 200.000 coches eléctricos en circulación en España y solo 15 años después la cifra habrá aumentado hasta los dos millones.

Accenture ha publicado un estudio titulado ‘Utilities: Lead the Charge in eMobility’, en el que, entre otras conclusiones importantes, calcula que el 69% de los conductores está dispuesto a comprar un coche eléctrico y que con los que harán efectivo este deseo, en 2025, el parque móvil eléctrico español ascenderá a 200.000 unidades en 2025 y a dos millones en 2040.

Esta cifra supondrá, asimismo, una oportunidad para el sector de las ‘utilities’ de generar hasta 90.000 millones de euros, en su gran mayoría como consecuencia del incremento de la demanda de electricidad y, en menor medida, a través de los nuevos servicios de movilidad eléctrica.

«Las compañías que pueden facilitar comprar un vehículo eléctrico de manera fácil y asequible son las que acelerarán la adopción y mejorarán la competitividad del sector», asegura el director general de Accenture Strategy, Bruno Berthon.

Para Berthon, las compañías energéticas se encuentran «perfectamente posicionadas» para desempeñar un papel importante en el mercado de la ‘e-movilidad ‘, ya que pueden ofrecer experiencias distintas para el cliente, como aplicaciones de carga remota, gestión integrada de energía en el hogar, procesamiento de pagos e incluso financiación para la adquisición de vehículos eléctricos.

 

El 60% de los conductores se pasará a la electromovilidad

Desde el punto de vista del cliente, según el estudio, que en España ha encuestado a 500 consumidores, las razones medioambientales son el principal impulsor de compras de automóviles eléctricos, seguidas por las oportunidades de ahorro que ofrecen.

De hecho, el 69% de los futuros propietarios de vehículos eléctricos estaría dispuesto a cambiar su coche de combustión a uno eléctrico para ahorrar a largo plazo, aunque los costes de adquisición de estos vehículos y el acceso a la carga seguirán suponiendo una barrera a la hora de decidirlo.

De esta manera, el 84% de los consumidores españoles con intención de adquirir un vehículo eléctrico planean recargar sus vehículos en sus casas, a pesar de que solo el 62% cuenta con garaje propio.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here