La que ha recaído sobre el denominado Cártel del Fabricantes es una de las mayores sanciones impuestas por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC). Afecta a más de 20 marcas que ha quedado probado han intercambiado información de manera ilegal para su propio beneficio. Los perjudicados han sido quienes compraron un coche entre 2006 y 2013.

En 2015, la CNMC acusaba a más de 20 fabricantes de haber intercambiado información confidencial para controlar el mercado la distribución y la posventa. Seis años después, la sentencia abre la puerta a que los afectados del cártel de la industria automovilística reciban 2.500 euros de indemnización.

Qué marcas forman parte del Cártel de Fabricantes

Alfa Romeo, Audi, BMW, Chevrolet, Chrysler, Citroën, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyundai, Jeep, Kia, Lancia, Mercedes, Mitsubishi, Nissan, Opel, Peugeot, Porsche, Renault, Seat, Skoda, Volkswagen, Toyota y Volvo, son las marcas acusadas por la CNMC. Mazda también fue investigada, pero quedó absuelta.

Entre todas ellas se reparten, de maneras desigual, la sanción de 171 millones de euros impuesta por la CNMC.

Cómo saber si tu coche eléctrico es uno de los afectados

Advertisement

La sentencia de la CNMC establece que algunos vehículos matriculados entre 2006 y 2013 han resultado hasta un 10% más caros por el intercambio de información entre los fabricantes. Y que ahora los titulares pueden reclamar ese sobreprecio con un indemnización que puede llegar a los 2.500 euros.

Según explican desde Compensación del Coche, una de las plataformas que trabaja para solicitar las indemnizaciones correspondientes, para saber si un vehículo está afectado hay que tener en cuenta tanto la marca como la fecha y el lugar de compra.

Ellos han creado un sencillo formulario para saber si un coche está afectado y recuerdan que la mecánica no es un factor relevante, es decir, hay coches eléctricos afectados por el Cártel de Fabricantes.

El informe establece el cambio de tendencia a la hora de decidir la compra de un vehículo.

Cómo solicitar la indemnización

Tras constatar que el coche eléctrico que compramos hace años figura en la lista de afectados es posible iniciar un proceso para conseguir una indemnización.

Según explican desde Compensación del Coche, el titular de un vehículos afectado por el cártel de los coches tiene dos opciones para reclamar por el sobreprecio pagado por su vehículo.

  • Contratar a un abogado, firmar con una organización de consumidores o plataforma de afectados, para que éstos defiendan el caso en su nombre
  • O transferir los derechos de su reclamación a un especialista, incluyendo todos los riesgos, gastos y la gestión de la totalidad de la misma ante los tribunales.

“Con la primera opción, el afectado se vería arrastrado a un procedimiento judicial de gran complejidad e incluso se le podría llegar a exigir el pago de gastos y costas”, aseguran los abogados de la plataforma.

“Con la segunda opción, es la compañía especializada la que asume todos los riesgos y gastos, así como la gestión de la totalidad de la reclamación ante los tribunales”, afirman. A cambio la plataforma se lleva un porcentaje de la cantidad ganada al final el proceso.

Documentos y plazos

Sea cual sea el procedimiento elegido para iniciar la reclamación es necesario contar con una serie de documentos que acrediten la titularidad del vehículo afectado.

Será necesario tener la factura o documento de compra del coche, además de la documentación del vehículo (permiso de circulación y/o ficha técnica).

Dado el tiempo que ha transcurrido desde la compra, no siempre resultará sencillo encontrar la factura de compra. En ese caso, se puede pedir al concesionario una copia. También puede servir un justificante de pago del banco o el justificante del impuesto de matriculación que facilita Hacienda.

El plazo para reclamar la restitución del sobrecoste ocasionado por la conducta anticompetitiva es de un año desde la firmeza de la resolución sancionadora.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here