cityscoot

Cityscoot, el operador francés de servicios de movilidad eléctrica compartida, ha consolidado su presencia en Barcelona alcanzando las 633 motos eléctricas en la Ciudad Condal. La empresa solo lleva desde julio de este año operando en la ciudad.

Además, la compañía ha logrado también más de 50.000 descargas de su app y sus usuarios ya han llevado a cabo más de 28.000 km. La compañía tiene el objetivo de mantener el crecimiento de estas cifras.

Por otra parte, Cityscoot ha ido ampliando progresivamente el área de acción las motos eléctricas.

Motocicletas bonus

Cityscoot ha puesto en marcha las ‘motocicletas bonus’, es decir, descuentos en el precio por minuto de motocicletas eléctricas que en un momento concreto no se utilizan con frecuencia. La compañía quiere conseguir con ello dinamizar la flota de motos, incluso en zonas donde hay un menor uso, ofreciendo mejores precios a sus usuarios. Así, las motocicletas ofrecen 5 minutos gratuitos en el viaje reservado.

Funcionamiento de Cityscoot

Las motos tienen una durabilidad de 6 años y están equipadas con una doble correa de transmisión para una aceleración suave, progresiva y silenciosa. Los usuarios pueden elegir, directamente a través de la app de Cityscoot, entre tres niveles de aceleración. Todas las motos cuentan con un casco homologado y un gorro desechable para mantener condiciones óptimas de higiene. 

El funcionamiento del sistema es muy fácil: el usuario se descarga la app de Cityscoot. Una vez registrado, puede ver en la plataforma las motocicletas disponibles y reservar gratuitamente durante 10 minutos. Desde la app el usuario también desbloquea la motocicleta, que no necesita llaves, y hace el pago del servicio. El precio incluye el seguro contratado por Cityscoot con Allianz, y que se activa automáticamente cuando el usuario reserva la moto, sin necesidad de realizar ningún otro trámite. 

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here