La batería de BYD podría ser la más segura del mercado

BYD presenta la que podría ser la batería para coches eléctricos más segura del mundo. Aseguran que ni se incendia, ni explota, ni aunque un accidente la parta en dos.

Antes de salir al mercado, las baterías que se fabrican para alimentar a los coches eléctricos deben superar hasta ocho pruebas de seguridad.

El EuroNCAP de las baterías de los coches eléctricos está recogido en el Reglamento 100 CEPE/ONU. Con estas pruebas se garantiza que las piezas de alto voltaje que montan los enchufables pueden soportar cualquier problema. Son test con los que se comprueban, entre otras cosas, qué nivel de vibraciones pueden soportar, su operatividad a diferentes temperaturas, su resistencia al fuego y, sobre todo, su resistencia ante un choque mecánico.

Para medir la seguridad que ofrecen las baterías en caso de accidente, se simula la deceleración que sufriría la batería en caso de colisión, y pone a prueba tanto su construcción como sus sistemas de anclaje al vehículo. la normativa no exige que, después de realizarlo, la batería continúe siendo completamente operativa.

La baterías más segura del mundo (posiblemente)

El riesgo de que la batería de un coche eléctrico explote tras un accidente de tráfico s muy remoto. El fabricante chino BYD lo ha reducido aún más con la que podría ser la batería para coches eléctricos más segura del mundo.

Esta manta está especialmente pensada para apagar el fuego que se origine en los coches eléctricos

 

La Blade Battery está diseñada de tal manera que ni se incendiará ni explotará incluso en el caso de que una pieza metálica la atraviese.

En las pruebas reales de penetración, la temperatura de la zona alcanzó los 60 grados centígrados, no lo suficiente como para ser un grave problema. Además, la batería tampoco se incendia si es doblada, aplastada, o incluso si es sobrecargada hasta el 260%. Tampoco si se aplica calor a hasta 300 ºC.

La clave de este diseño está en la manera en la que las celdas están dispuestas dentro de la batería. Se usan celdas individuales, ordenadas y protegidas en filas e insertadas en la batería. Como resultado, cuando ocurre la penetración, la cantidad de celdas afectadas es relativamente baja y el problema no se extiende a toda la batería.

Baterías para coches eléctricos más seguras y potentes

La novedosa distribución de las celdas permite además ahorrar hasta un 50% por lo que, aunque ese no ha sido el objetivo de la investigación, permite aumentar también la autonomía.

El primer vehículo que lleve estas baterías será el Han EV, que será lanzado en China el próximo junio; tendrá una autonomía de 605 kilómetros con una carga.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here