Sistema Witricity de recarga inalámbrica en un Leaf
Sistema Witricity de recarga inalámbrica en un Leaf

José Francisco Sanz será el encargado de dirigir el laboratorio de carga para coches eléctricos que empezará a funcionar el próximo año en Zaragoza. Con la colaboración del CIRCE y una inversión inicial de 324.500 euros.

Buenas noticias para Zaragoza en particular y los defensores de la movilidad eléctrica en general. La capital aragonesa tendrá en pocos meses un laboratorio de carga de vehículos eléctricos desde el que se desarrollarán nuevos sistemas de carga y se analizará su impacto en la red actual.

En colaboración con el Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE), el nuevo laboratorio de carga de vehículos de Zaragoza se pondrá en marcha con una inversión de 324.500 euros que la Universidad de Zaragoza ha conseguido de los fondos Feder.

Recompensa a años de trabajo

Al frente del laboratorio estará José Francisco Sanz, profesor del departamento de ingeniería eléctrica y colaborador del CIRCE.

“Vamos a montar un laboratorio específico para carga de vehículos”, ha dicho José Francisco Sanz. Para quien la concesión del dinero para su puesta en marcha es un recompensa al trabajo realizado por la Universidad de Zaragoza en el desarrollo de sistemas de carga rápida y muy rápida.

“En carga inductiva, es decir, sin cable, hemos sido pioneros con proyectos europeos y desarrollos muy importantes a nivel mundial, pero es una pena que en Aragón apenas se conozca”, explica Sanz.

Bobina de inducción embebida en el pavimento - Plaza de la Beata - Linea 76 EMT
Bobina de inducción embebida en el pavimento – Plaza de la Beata – Linea 76 EMT

“La carga por inducción va a ser la carga del futuro”

José Francisco Sanz es un firme defensor de la carga de coches eléctricos sin cables.

Para Sanz, en ciudades como Zaragoza donde el 30% de los coches aparcan en la calle, el despliegue de cables sería un gran esfuerzo. “Vamos a tener todas las plazas de aparcamiento llenas de cables, cada uno con su poste y enchufe para poder cargar”, explica Sanz que, además, recuerda que el cobre es un elemento muy caro por lo que podría haber problemas de vandalismo.

Sanz insiste en que la carga inductiva, aunque de momento es más cara, es la solución para los coches eléctricos a medio y largo plazo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here