whale dynamic
Advertisement

Una nueva startup nacida en China tiene puesto su objetivo en el mercado de reparto de última milla de los Estados Unidos. Se trata de Whale Dynamic, una empresa de reparto con vehículos autónomos con sede en Shenzhen, que acaba de recaudar fondos iniciales para avanzar en sus ambiciones.

Fundada por David Chang, la compañía ya ha anunciado que ha cerrado una ronda inicial de inversión en la que ha atraído cerca de 2,5 millones de dólares. 

Una de las entidades que ha liderado la ronda es Qianchuang Capital, una firma de inversión con sede en Pekín administrada por exdirectivos de las principales instituciones financieras de China. Del mismo modo, Shangbang Huizhong, un fondo chino respaldado por inversiones mobiliarios, también ha tenido gran peso en la financiación de Whale Dynamic.

Los planes de Whale Dynamic

Fundada en 2018, Whale Dynamic quiere desarrollar furgonetas de reparto sin conductor. El objetivo de la compañía es llevar a cabo este tipo de vehículos eliminando el volante y el asiento de conductor. La compañía todavía no ha revelado qué fabricante se hará cargo de la producción de estos vehículos.

Hasta ahora, la gran ventaja de Whale Dynamic es que sus furgonetas autónomas se fabrican y ensamblan en China, con costes menores a los que si asumen otras compañías similares en Estados Unidos. Los vehículos de la compañía china tienen un precio cercano a los 20.000 dólares.

La última inyección financiera permitirá a Whale Dynamic expandir su equipo actual de 30 empleados y explorar la integración de sus productos en China y en Estados Unidos. Para ello, la compañía tiene planes para comenzar a probar sus furgonetas en ciudades chinas en mayo.

En China, Whale Dynamic se enfrenta a la competencia de gigantes tecnológicos minoristas como Meituan y JD.com, que ya comenzaron a probar sus vehículos de reparto el año pasado. Sin embargo, según informa TechCrunch, Chang quiere apostar por el I+D en la fabricación de sus furgonetas ya que, aunque se trata de un proceso más largo, dotará a los vehículos de mayor valor añadido.

Además, si la compañía quiere centrar su actividad en Estados Unidos, se enfrentará a un marco regulatorio sólido y más exigente a la hora de verificar las actividades de las compañías tecnológicas.

Te puede interesar

 

 

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí