Walkcar es un sistema de movilidad eléctrica personal práctico y eficiente.
Walkcar es un sistema de movilidad eléctrica personal práctico y eficiente.

La movilidad individual eléctrica va cogiendo ritmo en las ciudades. En esa línea se mueve Walkcar, el invento japonés que ya podemos adquirir en España y por un precio de 1.750 euros. Del tamaño de un portátil, su peso es de 2,9 kg y su altura, de 7,4 cm. Y con las baterías puedes recorrer una distancia de 10 km.


Hablamos de este simpático invento hace unos meses. Tiene sus ventajas. Además de añadir una forma de movilidad sostenible, está diseñado para poderlo trasladar y almacenar sin problemas, incluso en vertical, para ocupar menos espacio. El cuerpo, de material de carbono hace que sea ligero y resistente. La propia marca indica que el Walkcar es 10 veces más resistente que el hierro.

Además, el bastidor que soporta las ruedas utiliza el mismo material que componen las alas de los aviones para aportar aún más ligereza y resistencia.

Walkcar

Moverse sobre él es sencillo. Utiliza un sensor de 4 puntos, integrado en la superficie. Se puede acelerar, desacelerar y tomar curvas moviendo el centro de gravedad del propio cuerpo. Inclinar un poco el peso hacia delante, doblar ligeramente las rodillas y levantar los dedos de los pies: hacia delante, hacia un lado, decelerar. Así de fácil. Y para detenerse, sólo hay que descender de él.

A pesar de todo, te enseñan a llevarlo. La marca realiza periódicamente pruebas de conducción libres y gratuitas.

El tamaño y peso del transportador facilitan su traslado.
El tamaño y peso del transportador facilitan su traslado.

Walkcar y el motor de rueda más pequeño del mundo

El motor que emplea se ha optimizado para reducir espacio innecesario y aportar eficiencia. Tiene un tamaño ultracompacto y permite una velocidad de hasta 16 km/h. Además, puede subir cuestas con hasta 10 grados de inclinación.

Incorpora suspensión independiente en las 4 ruedas, suspensión vertical y delantera-trasera. Sus neumáticos y la elasticidad del cuerpo permiten que la conducción sea cómoda, suavizando el impacto de las irregularidades del firme.

Su uso es muy sencillo. Aun así, la marca realiza pruebas periódicas, libres y gratuitas.
Su uso es muy sencillo. Aun así, la marca realiza pruebas periódicas, libres y gratuitas.

Cuenta, asimismo, con un sistema de frenado automático que decelera en las bajadas y permite la frenada regenerativa.

Permite tres modos de funcionamiento: asistencia para caminar, con una velocidad máxima de 6 km/h y hasta 7 km de distancia; normal, con una velocidad máxima de 10 km/h y una distancia de unos 7 km; modo deportivo, con una velocidad máxima de 16 km/h y una distancia de 5 km.

Su precio: 1.750 euros.

La historia de Walkcar

Un joven ingeniero japonés desarrolló este transportador portátil hace unos pocos años. Quería conseguir algo, lo suficientemente pequeño como para llevarlo en una mochila.

Kuniako Sato y su equipo en Cocoa Motors dieron a conocer el Walkcar en 2015. Reuters se hizo eco entonces del nuevo invento. Preguntando a Sato, el ingeniero dijo que se había inspirado en los sistemas de control de motores de los vehículos eléctricos.

Sato quiso inventar algo que se pudiera llevar en una mochila y que resultara muy útil .
Sato quiso inventar algo que se pudiera llevar en una mochila y que resultara muy útil .

Y, entre sus objetivos, encontrar un sistema de movilidad personal que permitiera, incluso, empujar una silla de ruedas con facilidad. Explicó:

“Pensé, ¿y si pudiéramos llevar nuestro transporte en nuestras maletas? ¿No significaría eso que siempre tendríamos nuestro transporte con nosotros para viajar? Y mi amigo me pidió que hiciera uno, ya que estaba haciendo mi maestría en ingeniería específicamente en sistemas de control de motores de automóviles eléctricos”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here