Planta de producción de Volvo en Gante (Bélgica).
Planta de producción de Volvo en Gante (Bélgica).

Volvo Cars ha decidido triplicar la producción de vehículos eléctricos de su factoría de Gante. Con esta medida cubrirán la creciente demanda de este tipo de vehículos. La decisión llega después de que la marca duplicara sus ventas de modelos Recharge en 2020, en comparación con 2019.


Hablábamos de las ventas de Volvo hace muy pocos días. Decíamos que:

“La proporción de modelos Volvo Recharge, con un sistema de propulsión híbrido enchufable o totalmente eléctrico, se duplicó en 2020 en comparación con 2019. En Europa, la proporción de autos Recharge fue del 29% de las ventas totales”.

En esta línea, la factoría de Gante tiene un papel protagonista. En la planta se produce el XC40 Recharge, el primer coche totalmente eléctrico de la compañía, así como una versión híbrida enchufable del XC40.

Volvo Cars se ha comprometido a convertirse en un fabricante de vehículos eléctricos premium. En esa línea, durante los próximos años, la empresa lanzará varios modelos totalmente eléctricos. Para 2025, su objetivo es que sus ventas globales sean, en un 50%, de coches totalmente eléctricos, con el resto híbridos.

Fabricación en Gante

Para 2022, indica la marca, la capacidad de producción de vehículos eléctricos de la planta de Gante se habrá triplicado, en comparación con niveles actuales. Supondrá alrededor del 60% de la capacidad de producción total de la planta.

La fábrica de Gante (Bélgica) ha vivido una profunda transformación para albergar la producción del XC40 eléctrico.
La fábrica de Gante (Bélgica) ha vivido una profunda transformación para albergar la producción del XC40 eléctrico.

Gante se está preparando para empezar a fabricar, a finales de este año, un segundo modelo Volvo totalmente eléctrico basado en la arquitectura modular CMA.

Javier Varela, responsable de Operaciones Industriales y Calidad ha afirmado:

“Nuestro futuro es eléctrico y está claro que a los clientes les gustan nuestros modelos Recharge.

En este proceso de electrificación de nuestra gama y de aumento de nuestra capacidad de producción de vehículos eléctricos, la fábrica de Gante es la auténtica pionera de nuestra red de fabricación mundial”.

La planta de Gante es la primera de la red de fabricación mundial de Volvo en empezar a fabricar vehículos totalmente eléctricos. Sin embargo, la compañía también tiene previsto aumentar la capacidad de producción de VE en el resto de instalaciones que tiene repartidas por el mundo.

Recordemos que sus principales fábricas se encuentran en: Gotemburgo (Suecia), Gante (Bélgica) y Chengdu y Daqing (China). Mientras, fabrican los motores en Skövde (Suecia) y Zhangjiakou (China). En cuanto a los componentes de la carrocería, se producen en Olofström (Suecia).

Inversiones en Suecia

El mes pasado, Volvo Cars también anunció el montaje de motores eléctricos en su fábrica de Skövde (Suecia). Estima que, para mediados de la década, toda la producción de motores eléctricos se realizará internamente.

Para lograrlo, va a realizar una inversión de 700 millones de coronas suecas (algo más de 68 millones de euros) en los próximos años. Asimismo, la compañía también está realizando una fuerte inversión en el diseño y desarrollo internos de los motores eléctricos destinados a la próxima generación de vehículos Volvo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here