Volkswagen I.D. Crozz en Frankfurt
Volkswagen I.D. Crozz en Frankfurt

El futuro todoterreno mediano de la familia eléctrica de Volkswagen, el I.D. CROZZ, se ha presentado en Frankfurt con algunos cambios en su diseño sobre el que pudimos ver en Shanghái en abril. Los cambios son por fuera, por dentro y en el equipamiento.

El Volkswagen I.D. CROZZ mide 4,63 m de largo, 1,89 m de anchura y 1,61 m de altura, con una distancia entre ejes de 2,77 m. No utiliza pilar B y en su interior pueden viajar cuatro personas en asientos independientes.

Cuenta con faros con tecnología led y bandas luminosas entre las puertas y en el salpicadero que se encienden cuando se le da al coche una orden vocal e indican que se ha activado el sistema requerido.

Cuenta con una pantalla tras el volante y otra de 10,2 pulgadas y táctil. Funciones como los intermitentes o el selector de marchas se convierten también en superficies táctiles. También contará con un sistema de proyección sobre el parabrisas que incorpora realidad aumentada que hace que la información parezca distanciada del conductor entre 7 y 15 metros. Se han eliminado los retrovisores sustituyéndolos por cámaras.

La mecánica eléctrica la conforman dos motores eléctricos  que en conjunto logran una potencia de 225 kW (302 CV). El motor delantero ofrece 75 kW (101 CV) mientras que el trasero alcanza los 150 kW (201 CV) gracias a que están unidos por un ‘árbol cardán eléctrico’, que Volkswagen no ha explicado técnicamente. Ente los dos son capaces de llegar hasta 180 km/h de velocidad máxima. Según Volkswagen el I.D. CROZZ se maneja como un Golf gracias a que se ha logrado una distribución de pesos casi perfecta: 48-52 por ciento.

Interior Volkswagen I.D. Crozz
Interior Volkswagen I.D. Crozz

La distancia entre sus ejes permite incorporar en la parte baja una batería que alimenta estos dos motores es de 83 kWh de capacidad con la que es capaz de recorrer hasta 500 kilómetros con cada carga en el ciclo europeo NEDC, que, como siempre comentamos, es poco realista. Incluye carga rápida en corriente continua, bajo el protocolo CCS Combo a 150 kW de potencia, lo que, según Volkswagen, supone recargar el 80% de la batería en 30 minutos.

Bajo el nombre I.D. Pilot el Volkswagen I.D. CROZZ tendrá posibilidad funcionar de forma autónoma, aunque Volkswagen no dice el nivel que podrá alcanzar. Con el repliegue del volante cuando se selecciona este tipo de conducción podríamos suponer que este es innecesario por lo que alcanzaría el nivel 5, el máximo en la conducción autónoma.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here