Volkswagen

El grupo Volkswagen ofreció ayer al resto de fabricantes automovilísticos su plataforma modular para vehículos eléctricos MEB, que ya emplea la empresa alemana e.Go Mobile. El anuncio se produjo este lunes durante la fiesta que organiza habitualmente el consorcio germano previa a la apertura a la prensa del Salón del automóvil de Ginebra.

El grupo Volkswagen busca con este ofrecimiento lograr una reducción significativa en el costo de la movilidad eléctrica a través de una implementación más amplia de la MEB y las economías de escala asociadas. Esta decisión permitirá un amplio acceso a la movilidad eléctrica en el futuro, ha explicado el grupo en un comunicado.

El objetivo final es que la plataforma MEB se convierta en la estándar para la fabricación de cualquier vehículo con cero emisiones.

El director de finanzas de Volkswagen, Frank Witter, abrió la posibilidad de compartir la plataforma MEB con otras marcas ajenas al grupo a finales de noviembre de 2018,.

Esta estrategia ha sido confirmada este lunes por el consejero delegado de Volkswagen, Herbert Diess, quien ha recordado que son expertos en plataformas modulares, como demuestra el hecho de que millones de vehículos del grupo (Volkswagen, Volkswagen vehículos comerciales, Audi, Seat, Skoda, entre las principales) emplean plataformas modulares para su fabricación, como puede ser la MQB.

Con la plataforma MEB, ahora el grupo Volkswagen está transfiriendo este “concepto exitoso” a la era eléctrica y abriéndolo a otros fabricantes de automóviles, ha precisado Diess.

Volkswagen ya adelantó en septiembre de 2018 que su estrategia de futuro cercano pasa por el lanzamiento de vehículos eléctricos “asequibles”, con la que pretende vender 150.000 unidades en 2020. En concreto, el precio del automóvil cero emisiones estará por debajo de los 20.000 euros.

Gracias a la MEB -ha asegurado el directivo- se conseguirá que la movilidad individual sea “neutra en CO2, segura, cómoda y accesible para tantas personas como sea posible”.

A su juicio, esta plataforma eléctrica hace rentable hasta la producción de vehículos emocionales como puede ser el I.D Buggy eléctrico que presenta Volkswagen en el Salón de Ginebra, que abrirá sus puertas al público del 7 al 17 de marzo.

La firma e.GO Mobile, con sede en Aachen (Alemania), será el primer socio externo en utilizar la plataforma modular eléctrica de la corporación germana. Diess anunció también que ambas empresas trabajan en el proyecto de un vehículo conjunto.

El consejero delegado de e.GO Mobile, Günther Schuh, ha afirmado que la plataforma MEB les hará “más rápidos, más robustos y rentables” en la construcción de vehículos pequeños destinados a distancias cortas.

Planes de futuro de Volkswagen

Para Volkswagen, 2019 es un año clave en su ofensiva eléctrica, ya que la compañía está acelerando el paso.

Volkswagen invertirá casi 44 mil millones de euros en electrificación, digitalización, servicios de movilidad y conducción autónoma hasta 2023, de los cuales 30.000 millones de euros se destinan exclusivamente a la movilidad eléctrica. La previsión que maneja es que su gama eléctrica suponga en 2025 la cuarta parte de sus ventas totales.

Además, Volkswagen ya adelantó en septiembre de 2018 que su estrategia de futuro cercano pasa por el lanzamiento de vehículos eléctricos “asequibles”, con la que pretende vender 150.000 unidades en 2020. En concreto, el precio del automóvil cero emisiones estará por debajo de los 20.000 euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here