El tráiler final de la película de la Twentieth Century Fox lleva el Audi RSQ e-tron a tomar un papel protagonista. Tecnologías de conducción automatizada, inteligencia artificial, eficiencia… algunas de ellas son una muestra real de las tecnologías que incorpora Audi a sus vehículos eléctricos.

Hablamos hace un tiempo del superdeportivo Audi RSQ e-tron, eléctrico, creado por Audi Design en cooperación con Blue Sky Studios. Decíamos entonces que era el primer diseño de la marca de los cuatro aros para una película animada, “Spies in disguise”.

En aquellos momentos, Frank Rimili, director de Exterior Design Studio 3 en AUDI AG, explicaba:

 “En Audi Design, combinamos técnicas de visualización digital de vanguardia con la precisión del trabajo manual. Estos procesos nos permiten implementar ideas de diseño futurista con la misma precisión en el desarrollo de un prototipo virtual como el RSQ e-tron”.

Tráiler final

El concept car eléctrico, automatizado y autónomo RSQ e-tron, incorpora un piloto automático. Además, como decíamos antes, un lenguaje de diseño visionario y ciertos sistemas futuristas, entre ellos, un holograma por velocímetro.

Audi RSQ e-tron de Spies in Disguise.
Audi RSQ e-tron de Spies in Disguise.

El tráiler final, previo al estreno de la película, se llama “Lunchbreak”. En el tráiler aparecen el súper-espía Lance Sterling (Will Smith), el genio tecnológico Walter Beckett (Tom Holland) y el Audi RSQ e-tron. Los persiguen mientras van a alta velocidad por las calles y los túneles del metro de Washington, DC. La ventaja de los protagonistas radica en el coche, evidentemente, gracias al modo de conducción autónomo del concept car y la capacidad de impulso adicional.

Sven Schuwirth, Vicepresidente Brand Audi, Digital Business y Customer Experience, lo indicaba así:

“La escena del súper espía, llena de acción, nos proporciona un medio creativo para mostrar innovación y tecnología, y todo lo que es posible con la movilidad del futuro”.

Los guiños son numerosos: Potencia inmediata eléctrica; sistemas de detección exteriores y la correspondiente alerta; la iluminación de los cuatro aros y del emblema “e-tron”; la carga y la autonomía; el “autopilot”

Una de los sistemas más curiosos es la activación del Audi AI, una función que conocemos por la marca. Concretamente:

“En el futuro, y gracias a Audi AI, el coche dispondrá de una característica completamente nueva: empatía hacia sus ocupantes. Los sistemas y tecnologías inteligentes convertirán al vehículo en un ayudante empático y pensante que superará su propósito inicialmente buscado. Audi AI permite a los vehículos del futuro anticipar los deseos del conductor o pasajeros de un modo apropiado a la situación, y así ayudarlos proactivamente en cualquier momento. Lo que es más, pueden sugerir un servicio y concertarlo autónomamente para los pasajeros, como una especie de asistente personal. Así, Audi AI crea una nueva libertad y un nuevo tipo de experiencia Premium”.

Porsche Mission E

Parece que al Grupo Volkswagen le gustan estos retos. Lo veíamos también en Porsche hace apenas unos meses. Entonces era Rex Dasher, un agente secreto que conducía un Porsche Mission E en una película de animación de Playmobil. Decíamos que la base del deportivo eléctrico era prototipo del Taycan.

También desde Porsche indicaban que la movilidad sostenible era un tema importante, del que debíamos concienciarnos. Todo un lema para un futuro mejor.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here