Segunda Encuesta Nacional de Usuarios de Vehículo Eléctrico.
Segunda Encuesta Nacional de Usuarios de Vehículo Eléctrico.

La Segunda Encuesta Nacional de Usuarios de Vehículo Eléctrico ha dado singulares conclusiones sobre opiniones y hábitos. La principal, quizás, que los conductores en nuestro país son cada vez menos tolerantes con las deficiencias de las infraestructuras de carga. All Media Consulting, Electromaps y Reale Seguros han sido los artífices de la encuesta.


Han sido 1.432 los usuarios que respondieron en noviembre pasado a la encuesta desde todas las provincias españolas. La muestra representa el 5,8% del parque total de automóviles eléctricos, que en España llega a la cifra de 25.000 (ver NOTA final). En la encuesta, eso sí, no han entrado más que automóviles. Ni motos, ni comerciales, ni VMP, ni camiones, ni autobuses.

Realmente, el estudio es una buena fuente de investigación sobre movilidad eléctrica. Y aún tiene más valor porque el cuestionario ha contado con 64 preguntas. Desde razones de compra a experiencia en el concesionario, pasando por la recarga, los hábitos y sus deficiencias. Y, además, expectativas, valoraciones y preocupaciones, incluso el papel de la Administración pública.

La segunda encuesta ha ganado en número de preguntas y usuarios, como lo hace el sector de la movilidad eléctrica.
La segunda encuesta ha ganado en número de preguntas y usuarios, como lo hace el sector de la movilidad eléctrica.

Encuestados y preguntas han sido más numerosos que en la primera muestra realizada. Es algo necesario, indican, en un sector que mantiene tasas de crecimiento de doble dígito.

Encuesta de Usuarios de Vehículo Eléctrico. Resultados

Las conclusiones del estudio se irán presentando poco a poco en diferentes ciudades españolas. Por lo pronto aquí está lo más llamativo del resultado.

Primero, que los conductores de coche eléctrico en España son cada vez menos tolerantes con las deficiencias de la infraestructura para la movilidad eléctrica. Y entre los que peores valoraciones hacen, los recién llegados a este tipo de movilidad. Los conductores con más bagaje (5 años) son más condescendientes. La valoración de las redes de carga, públicas y privadas, ya fue mala en la primera encuesta, pero ha empeorado sustancialmente.

Además, la práctica totalidad de proveedores de energía eléctrica, así como los gestores públicos de soluciones de recarga, han obtenido solamente hasta un 2.6 de una puntuación máxima de 5.

Cambios de tendencias

La encuesta también habla de las tendencias que se afianzan con la progresiva implantación del vehículo eléctrico. Entre ellas toman relevancia:

  • Los valores de sostenibilidad
  • Un cierto activismo para atraer nuevos conductores
  • El incremento de las distancias de desplazamientos
  • La demanda de nuevos servicios (inexistentes en la movilidad de combustión)
  • Disparidad entre provincias
  • La inequidad de género
  • Los modos alternativos de VE de la economía colaborativa y pago por uso
  • La venta por internet de los vehículos.

Xavier Cañadell, director de Electromaps, ha indicado sobre algunas tendencias:

“Los aspectos positivos y negativos no necesariamente tienen que ver con la penetración del VE en las diferentes provincias, ni con su tamaño demográfico. Más bien, con la implicación de las administraciones públicas, que en poco tiempo pueden dar resultados interesantes para crear nuevas ventajas en función de los errores del pasado”.

El estudio: enlace

NOTA: Los datos proceden de Red Eléctrica España, de la “Guía de movilidad eléctrica para entidades locales”, realizada con datos la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (AEDIVE).

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here