De Nurburgring a Tianmen. Al VW ID.R no hay reto que se le resista. Con un tiempo de 7:38,585 minutos, el eléctrico alemán ha conseguido coronar la que llaman ña Puerta del Cielo en China.

Volkswagen ha logrado un nuevo hito con el ID.R en China. Tras batir hasta tres veces el récord de velocidad en Goodwood (primero en 2018, cuando se convirtió en el eléctrico más rápido en el Festival de Velocidad y después hace unas semanas que consiguió superar su marca hasta en dos ocasiones en un día) y convertirse en el eléctrico más rápido en Nürburgring, se alza ahora con el título al primer enchufable que ha hecho el ascendido a la montaña de Tianmen, en China.

VW anunció hace unos meses que al no existir un récord oficial en la carretera de montaña de 11 kilómetros, que no es accesible al transporte público, Volkswagen China iba a organiza una competición previa al intento de récord, en la que los participantes podrían establecer su propio tiempo virtual.

Poco más de siete minutos y medio

Como en récords anteriores, la volante del VW ID.R se ha puesto Romain Dumas, que ha completado las 99 curvas que se reparten en los casi 11 kilómetros de la llamada Carretera de la Puerta Grande en siete minutos, 38 segundos y 58 milésimas.

“Un nuevo récord en una carretera verdaderamente espectacular, Volkswagen y el ID.R han demostrado una vez más que la movilidad eléctrica del futuro ya es capaz de dar resultados en el presente”, ha dicho Ralf Brandstätter, consejero delegado de la marca Volkswagen Turismos.

“No solo ha demostrado que los coches como el ID.R pueden batir récords establecidos y marcar nuevas referencias, sino que el ID.R también demuestra lo emotiva y emocionante que resulta la movilidad del futuro”, afirma orgulloso.

“Ciertamente, recordaré para siempre esta carrera de récord en la Montaña de Tianmen como mi salida más espectacular; estoy orgulloso de haber logrado un récord con el Volkswagen ID.R eléctrico en China”, ha dicho Dumas.

“La poca información y pruebas de las que disponíamos de antemano hizo que el reto fuera enorme. La carretera es increíblemente estrecha y serpenteante, pero la carrera fue divertida a más no poder gracias a la potencia eléctrica del ID.R”, comenta el piloto.

La Carretera al Cielo: un imán turístico

La estrecha Carretera de Tianmen Shan Big Gate es una verdadera atracción turística. Se abre paso entre uno de los paisajes montañosos más vírgenes del mundo. También conocida como Tongtian Avenue (Carretera al Cielo), la ruta se utiliza para los autobuses que transportan a los visitantes hasta la montaña Tianmen. Comienza en el valle situado a unos 200 metros sobre el nivel del mar y termina a una altura de aproximadamente 1.300 metros. La cima de la montaña está a 1.519 metros sobre el nivel del mar.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here