De momento no hay fecha de lanzamiento, solo unos bocetos que adelantan cómo sería el robot de carga para coches eléctricos que ha inventado Volkswagen. Y tiene muy buena pinta…

Avanzamos hacia un futuro en el que los robots harán muchas cosas por nosotros. el objetivo es minimizar el esfuerzo de los humanos y mejorar y agilizar procesos tan habituales como la recarga de un coche eléctrico.

Volkswagen visualiza este futuro en un escenario en el que robots autónomos se encargarán de las tareas de carga de los enchufables. Y aunque su proyecto es todavía eso, un proyecto, las directrices fijadas por los ingenieros alemanes son tan plausibles que no sería difícil que pronto fuera una realidad.

Lo que propone Volkswagen es que cuando el conductor de un coche eléctrico (de cualquiera, no tiene por qué ser un VW ID.3 o un VW e-up!) acuda a una estación de recarga cuente con la ayuda de un robot que de forma autónoma se encargue de todo el proceso.

Los robots autónomos de carga de Volkswagen tienen un tamaño parecido a un aspirador industrial. Dotados de un sistema de propulsión se mueven libremente y se comunican con los vehículos mediante una aplicación.

El robot de carga de VW funciona de batería a batería

Para cumplir su cometido, trasladan una batería externa de alta capacidad hasta el lugar en que se encuentra el vehículo estacionado. Saben dónde está gracias a un sistema de navegación que utiliza láseres y sensores de ultrasonido. De este modo evitan obstáculos (fijos y móviles).

Para acceder a la toma de carga del vehículo utilizan un brazo articulado que conecta la toma del vehículo con la de su batería externa.

En este vídeo se explica al detalle su funcionamiento:

Los robots autónomos de carga de Volkswagen están preparados para mover baterías de 50 kW con lo que podrían cargar varios vehículos a la vez en función de la capacidad de sus baterías.

Una vez finalizado el proceso de carga, el mismo robot que reparte las baterías externas entre los vehículos eléctricos que necesitan recargar las recoge siguiendo el procedimiento inverso y las devuelve a su base de carga; una vez cargadas de nuevo los robot utilizarán esas mismas baterías para cargar otros coches eléctricos estacionados en las proximidades.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here