eléctricos de ocasión
Imagen: MITECO.

Como consecuencia principal, entre otros factores, de las subidas récord de los precios del combustible, las ventas de vehículos eléctricos en Estados Unidos han registrado un aumento durante el primer trimestre de 2022. La industria automovilística estadounidense se encuentra en un punto de inflexión marcado por el estancamiento de las compras de motores de combustión interna (ICE) y la penetración de vehículos eléctricos aumentando significativamente.

Pero no todo son luces. Acechando a la industria de los vehículos eléctricos se encuentran los problemas en la cadena de suministro de litio y un ritmo lento de instalación de infraestructura de carga.

Cargar un coche eléctrico en casa. Todo lo que tienes que saber

Un cambio de paradigma en la industria

En Estados Unidos, las ventas de vehículos eléctricos, incluyendo híbridos enchufables y 100% eléctricos, se duplicaron desde las 300.000 unidades en 2020 a las 600.000 en 2021. Según BloombergNEF, las ventas de vehículos de combustión alcanzaron su apogeo en 2017, mientras que ahora se encuentran en declive permanente.

BloombergNEF también aventura que las ventas globales de vehículos eléctricos se triplicarán hasta 2025, alcanzando las 20.6 millones de unidades. Así, este tipo de vehículos representará el 23% de las ventas total de nuevos vehículos de pasajeros en 2025, en comparación con menos del 20% en 2021.

Brecha en la electrificación

Aunque la adopción de vehículos eléctricos a nivel global continúe creciendo, los altos precios de compra actuales contribuirán a generar diferencias de integración de la movilidad eléctrica entre regiones mundiales.

Actualmente, China y Europa lideran el camino a la electrificación, seguidas por Estados Unidos. China es el mercado de vehículos eléctricos más grande del mundo y este tipo de movilidad es una prioridad estratégica para el país, con gran interés por parte de las empresas que tradicionalmente no pertenecían al sector automovilístico. Por su parte, Europa ha prohibido la venta de vehículos de combustión interna para 2035.

No obstante, otras regiones del mundo en desarrollo, entre las que se incluye la India, el sudeste asiático y África, no pueden avanzar al mismo ritmo debido a los costes de los vehículos y de la infraestructura. Las opciones de carga son mucho más limitadas en países con niveles más bajos de electrificación y fuentes de alimentación poco confiables.

Otro de los retos a los que se enfrentará la producción de vehículos eléctricos es la escasez de litio, un problema que también desencadenará un aumento en los precios de las baterías, haciendo a los coches eléctricos menos asequibles para los consumidores medios.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí