humandrive

HumanDrive, un proyecto británico centrado en tecnologías de vehículos autónomos, ha completado con éxito un recorrido de 370 kilómetros de forma autónoma por carreteras británicas. El vehículo elegido parala prueba fue un Nissan LEAF.

Financiado de manera conjunta por el gobierno británico mediante el Centro de Vehículos Conectados y Autónomos (CCAV) e Innovate UK, así como por otros nueve miembros del consorcio, la inversión total del proyecto HumanDrive alcanzó los 13,5 millones de libras esterlinas (unos 15,8 millones de euros).

Para la prueba, el vehículo elegido fue un Nissan LEAF equipado con tecnología GPS, radar, LIDAR y cámaras para poder recrear el entorno que les rodea. A partir de las imágenes tomadas, el sistema toma decisiones sobre el modo de circulación en las carreteras.

Fases del proyecto HumanDrive

Grand Drive, un recorrido en coche autónomo desde Cranfield en Bedfordshire, hasta Sunderland, al norte del Reino Unido, supuso la primera fase del proyecto.

Para la consecución de este logro, fue clave el desarrollo de un sistema de control avanzado para el vehículo autónomo.

El recorrido de 370 kilómetros permitió poner en práctica las lecciones aprendidas en diferentes escenarios, desde circular por caminos rurales con pocas o ninguna marca vial, cruces y rotondas hasta autopistas. La tecnología autónoma se activó durante la ruta para cambiar de carril, incorporarse a la autopista, detenerse y reanudar cuando fuese necesario.

Bob Bateman, director del proyecto en el Centro Técnico Nissan en Europa:

El proyecto HumanDrive nos ha permitido desarrollar un vehículo autónomo capaz de afrontar los obstáculos de las carreteras británicas, que resultan únicos en esta parte del mundo, como por ejemplo rotondas complejas y caminos rurales, así como vías de alta velocidad, o carreteras sin marcas viales, líneas blancas ni bordillos.”

Segunda fase del proyecto

Por otra parte, en una segunda fase, HumanDrive estudió el modo en que las tecnologías de aprendizaje automático con inteligencia artificial influyen en la experiencia del usuario y la comodidad de los pasajeros de los vehículos conectados y autónomos.

Los vehículos utilizados superaron con éxito las pruebas en pistas de pruebas, además de incorporar sistemas de inteligencia artificial desarrollados por Hitachi Europe Ltd, miembro del consorcio, que permiten utilizar aprendizaje automático en tiempo real. Al generar una base de datos sobre situaciones de tráfico anteriores y sus soluciones, el sistema es capaz de usar la experiencia aprendida y gestionar situaciones similares en el futuro, planificando una ruta segura capaz de superar todos los obstáculos.

Te puede interesar

Nissan LEAF e+ 62 kWh. Prueba de autonomía en autovía

La irrupción de la fibra óptica plástica en la automoción

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here