tesla
Tesla Model 3 frente a Tesla Model Y.

El CEO de Tesla, Elon Musk, ha reiterado que la expansión de la compañía seguirá su camino en China, con su gigafactoría de Shanghai contribuyendo a la posición de liderazgo que Tesla tiene en el mercado global de vehículos eléctricos. Sin embargo, algunos posibles problemas podrían poner freno a la compañía en el gigante asiático.

Con planes para una segunda planta en China, que fabricaría tres nuevos modelos con una capacidad anual de 450.000 unidades, la compañía cuenta con el interés de la ciudad de Shanghai, así como de otros gobiernos locales de China que están pujando por la inversión de la compañía. Mientras tanto, la planta de Shanghai volverá a tener una producción semanal de 22.000 unidades a finales de julio tras una interrupción de dos semanas.

Restricciones a la conducción de vehículos Tesla

Sin embargo, a la creciente competencia de fabricantes locales de vehículos eléctricos, se suma ahora otro reto para Tesla: el aumento de las restricciones de conducción para sus vehículos. Esto se debe a que el sistema de asistencia inteligente de los vehículos de la marca utiliza sensores ultrasónicos para recopilar todos los datos de conducción, una tecnología que preocupa a China en materia de seguridad nacional.

Así, durante los últimos años, todos los datos recopilados por los vehículos de Tesla ha debido almacenarse en China con el objetivo de evitar filtraciones de información vial. En este sentido, los Tesla tienen prohibido entrar a bases militares.

Por otro lado, Digitimes Asia también informa de que hace unas semanas, los propietarios de Tesla en Chengdu, al suroeste de China, tuvieron prohibida la entrada a ciertas zonas debido a la visita de personalidades del Gobierno chino. Además, los Tesla también tendrán prohibida la entrada a partir de julio y durante dos meses a un área turística de vacaciones en el este de China, dado que que se organizará una conferencia en un gran complejo residencial.

En el futuro, los propietarios de vehículos eléctricos de Tesla podrían encontrar más prohibiciones temporales y desvíos en las principales carreteras. Como consecuencia, estos inconvenientes podrían reducir la demanda de vehículos de la compañía en China.

Fuente: Digitimes Asia.

Te puede interesar

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí