El Porsche Macan de segunda generación será eléctrico
El Porsche Macan de segunda generación será eléctrico. Llegará tras el Taycan y el Taycan Cross Turismo

El Consejo de Supervisión de Porsche AG ha decidido fabricar la próxima generación del Macan como un modelo completamente eléctrico. Será su fábrica de Sajonia la encargada de su producción. El SUV empezará a producirse a comienzos de la próxima década.

El desarrollo del Macan representa la ampliación de Porsche en el campo de la electromovilidad. El primer vehículo 100% eléctrico de la marca, el deportivo Taycan, estará en el mercado a finales del presente año. Porsche anuncia también que poco después llegará el Taycan Cross Turismo.

Oliver Blume, Presidente del Consejo de Dirección de Porsche AG, ha dicho al respecto:

“Electromovilidad y Porsche encajan a la perfección, no sólo porque comparten un enfoque de alta eficiencia, sino especialmente por el carácter deportivo que se consigue”.

Blume ha añadido que van a invertir más de seis mil millones de euros en movilidad eléctrica hasta 2022. Para 2025, el 50% de los modelos de Porsche podrán tener un sistema de propulsión eléctrico. La gama de la marca, entonces, tendrá modelos con motores de gasolina optimizados, híbridos enchufables y deportivos eléctricos.

El Macan y el Taycan

La decisión de fabricar la próxima generación del Macan en las instalaciones de Leipzig se tomó el pasado año. Con esta inversión en la factoría sajona, podrán producir en el futuro vehículos eléctricos en las líneas de producción existentes.

La siguiente generación del Macan marca el inicio de la electrificación. Igual que el Taycan, este SUV compacto dispondrá de tecnología de 800 voltios.

Decíamos cuando Porsche lanzó el sistema de pre-inscripción para el Taycan, que el modelo podría recorrer 400 kilómetros -un 80% de su capacidad aproximadamente- estando conectado a la red durante 15 minutos, gracias a su sistema de 800 voltios.

Las prestaciones del Macan serán similares, suponemos. El Taycan llegará con dos motores eléctricos, uno por cada eje. En conjunto, desarrollarán una potencia de más de 600 CV (440 kW).

Sabemos que el Macan estará basado en la arquitectura Porsche PPE (Premium Platform Electric), desarrollada en colaboración con Audi AG. Esto supone la viabilidad futura de las instalaciones de Leipzig, así como mejorar su flexibilidad y eficiencia.

La evolución de la factoría

La historia de Porsche Leipzig GmbH comenzó en 2002 con la producción en serie del Cayenne. Entonces contaba con 259 empleados. Desde entonces, la factoría ha ido adaptando sus instalaciones en paralelo a los avances tecnológicos. Hoy es una de las instalaciones de producción más avanzadas y sostenibles de la industria del automóvil.

Factoría de Porsche en Leipzig, Sajonia
La factoría de Leipzig en Sajonia está siendo transformada en una planta de automóviles electrificados

A partir de 2011, la producción del Macan significó un antes y un después. La fábrica se expandió, se añadieron las naves de carrocerías y el taller de pintura.

Después vivió otra re-estructuración. Cuando la fábrica reinició sus operaciones en febrero de 2014, la previsión era construir 40.000 unidades al año del Cayenne. Hoy se producen más de 90.000 vehículos anuales para todos los mercados del mundo.

La actual fase de expansión empezó hace dos años. De sus líneas de producción sale el Panamera para todos los mercados. El número de empleados, a día de hoy, supera la cifra de 4.000.

Desde su inauguración en el año 2000, Leipzig ha tenido una inversión de más de 1.300 millones de euros para su desarrollo.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here