Volkswagen

Volkswagen América y la Universidad de Stanford han desarrollado, en conjunto, un nuevo catalizador de pila de combustible de triple potencia que, además de reducir costes, aumenta el rendimiento y la durabilidad del mismo.

Decimos en ocasiones que hay muchos fabricantes de vehículos que apuestan por diversificar la tecnología de propulsión, incluso que el hidrógeno puede ser una alternativa seria para diferentes marcas, a pesar de que su precio sea alto y las infraestructuras de carga aún escasas.

Curiosamente, hace muy poco hablábamos de la nueva plataforma MEB de Volkswagen para sus vehículos eléctricos, una gran apuesta de la compañía, pero hoy hemos conocido que su filial americana está desarrollando, junto a la Universidad de Stanford, un nuevo catalizador de pila de combustible que consigue reducir significativamente la desventaja del mayor coste.

La tecnología del nuevo catalizador

Uno de los principales factores del alto precio de las pilas de combustible se encuentra en el uso del platino, necesario como catalizador. Durante el proceso, el platino se distribuye como partículas sobre el polvo del carbono. El problema es que el proceso sólo tiene lugar en la superficie de las partículas de platino, con lo que se desperdician grandes cantidades de este costoso metal.

Volkswagen América y la Universidad de Stanford han desarrollado un proceso por el que los átomos de platino se colocan con precisión sobre la superficie de carbono para producir partículas extremadamente delgadas. Los beneficios de este nuevo proceso son varios: se necesita menos cantidad de platino, la eficacia del catalizador se multiplica por tres y su durabilidad también aumenta.

El profesor Friedrich Prinz, de la Universidad de Stanford, ha señalado al respecto:

“Esta tecnología abre enormes posibilidades para la reducción de costos, ya que la cantidad del metal precioso utilizado se reduce al mínimo. Al mismo tiempo, la vida útil y el rendimiento del catalizador aumentan”.

 “Además de la celda de combustible, la disposición de la capa de átomos también ofrece toda una gama a otras aplicaciones que requieren materiales de alto rendimiento, como las baterías de iones de litio de última generación”.

Puede ser que, en poco tiempo, veamos esta nueva tecnología incorporada a otras aplicaciones que requieren materiales de alto rendimiento”, como dice el profesor Prinz.

Según los responsables de Volkswagen América y la Universidad de Stanford

El potencial de la pila de combustible en la movilidad libre de emisiones es innegable, según han señalado los responsables de este proyecto. Incluso, van más allá añadiendo que las ventajas sobre los vehículos eléctricos de batería son importantes, en cuanto que los automóviles con pila de combustible son comparables a los de motores de combustión convencionales en términos de eficiencia, autonomía y tiempo de recarga. Además, el vehículo solo emite agua y calor como emisiones.

Aseguran que los vehículos de pila de combustible son aún un producto de nicho, como consecuencia de los costes de producción comparativamente altos. Confían en el potencial de la nueva tecnología de catalizadores para conseguir una mayor eficiencia económica. Esto podría convertir a la pila de combustible en una alternativa real a los coches eléctricos y al clásico motor de combustión. La tarea de los investigadores ahora es transferir los resultados obtenidos en el laboratorio a la producción a escala industrial.

1 Comentario

  1. Ya puede mejorar la eficacia de la pila de hidrogeno ya… que mientras no puedas cargar el deposito a un monton de bares en casa no sirve. Las baterias las enchufas en cualquier sitio. Los coches a hidrogeno necesitan de carisimas estaciones compresoras y suministradoras de hidrogeno.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here