Nissan comenzará el año que viene una serie de pruebas con dos Leaf ‘robotaxis,’ eléctricos y autónomos que circularán por las calles de Yokohama y que podrían entrar en servicio a partir de 2020.

La sustitución del motor de combustión por un motor eléctrico representa uno de los cambios más importantes en la industria del automóvil. Paralelamente a este cambio técnico está llegando la implementación de sistemas autónomos que utilizan las posibilidades que permite un vehículo conectado mediante todas las tecnologías de comunicación y el software de cálculo que se están desarrollando.

Nissan probará robotaxis el año que viene bajo el progrma EasyRide

Ningún fabricante parece querer quedarse atrás en esta carrera y Nissan, pionero en la electrificación, también está caminando por esta senda. Su sistema ProPILOT de primera generación ya empieza a incorporarse a sus modelos, como es el caso del nuevo Nissan Leaf, alcanzando un nivel 2. El sistema se hace cargo de la dirección, los frenos y el acelerador para ayudar en situaciones de conducción por un solo carril y en tráfico a baja velocidad.

La evolución del sistema ProPILOT permite al vehículo funcionar de manera autónoma en todas las circunstancias, tanto en vías urbanas como autopistas. El conductor tan solo tiene que seleccionar un destino en el sistema de navegación, y el coche lo alcanza sin intervención humana.

Bajo el nombre de ‘EasyRide’ Nissan va a probar del 5 al 18 de marzo, por las calles de Yokohama, en Japón, dos unidades del Nissan Leaf autónomos que funcionarán en un área específica de la ciudad. No estará abierto al uso de clientes reales, pero mediante un registro a través de una aplicación móvil, los ciudadanos pueden participar como ‘clientes falsos’ para comprobar el funcionamiento del sistema.

El objetivo es permitir a los clientes utilizar una aplicación móvil dedicada para completar todo el proceso, desde establecer destinos y pedir vehículos hasta pagar la tarifa. Los clientes también pueden seleccionar destinos locales recomendados y rutas turísticas según sus objetivos. Nissan y DeNA planean admitir múltiples idiomas y utilizar un sistema de monitoreo remoto para garantizar la seguridad del cliente.

Por temas de seguridad un conductor físico estará presente en el interior de cada ‘robotaxi’, por si surgiese algún problema.

Nissan Leaf de primera generación equipado con el sistema ProPILOT
Nissan Leaf de primera generación equipado con el sistema ProPILOT

Los dos Nissan Leaf que Nissan pondrá a prueba están equipados con sensores y cámaras además de un software desarrollado por DeNA, una empresa con experiencia en desarrollo de servicios de movilidad sin conductor utilizando Internet e inteligencia artificial.  Las dos compañías buscan combinar, en este proyecto, la visión de Nissan Intelligent Mobility.

Nissan espera poder lanzar este servicio de taxis autónomos a principios a partir de 2020.

Vídeo de cabecera: Youtube (Nissan)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here