El nuevo concepto de Factory 56 muestra una producción eficiente y sostenible.
El nuevo concepto de Factory 56 muestra una producción eficiente y sostenible.

Mercedes inaugura oficialmente su planta de Sindelfingen (Alemania), Factory 56. La producción será sostenible -sin emisiones de CO2- y flexible, porque fabricará tanto vehículos convencionales como eléctricos o PHEV. La eficiencia de la planta, en comparación con otras líneas de montaje mejora en un 25%. Empezará produciendo el Clase S, de cuya versión PHEV hablábamos recientemente, y seguirá con el EQS.


Cualquiera de los sistemas de propulsión, explica la marca, se podrá integrar para la producción en serie en unos pocos días. Igualmente, cualquier segmento de vehículo, ya sean compactos o SUV. Así, la producción podrá ajustarse de forma rápida y flexible a la demanda del mercado.

Asimismo, resulta significativo que la fábrica esté libre de emisiones de CO2 y que sus requisitos de energía sean reducidos. A todo ello contribuye su innovador concepto energético compuesto por: con un sistema fotovoltaico; una red eléctrica de CC; y sistemas de almacenamiento de energía basados en baterías reutilizadas de vehículos.

El concepto de Factory 56 se transferirá gradualmente como modelo a todas las plantas de automóviles de Mercedes-Benz en todo el mundo.

En total, Mercedes-Benz ha invertido aproximadamente 2.100 millones de euros desde 2014 para dar forma al complejo entero y prepararlo para el futuro. De esta cantidad, unos 730 millones de euros corresponden concretamente a Factory 56. Las inversiones son un signo de la clara apuesta de Mercedes por Alemania como ubicación comercial.

La planta ha necesitado dos años y medios para concluir su construcción. Ocupa una superficie de 220.000 metros cuadrados (como 30 campos de fútbol).

El sistema de Factory 56

El sistema de montaje de la planta permite una producción más flexible. Dos ‘TecLines’ sirven para evitar puntos fijos en el proceso de montaje, mejorando la flexibilidad de toda la fábrica. Reúnen todas las tecnologías de plantas complejas en un solo punto. Esto significa que el trabajo de conversión necesario para la integración de nuevos modelos, por ejemplo, es más fácil de realizar en otras áreas de la sala de montaje.

En TecLines, la línea de producción tradicional es reemplazada por sistemas de transporte autónomos. Para integrar un nuevo producto e incorporar cualquier nuevo equipamiento técnico asociado, sólo es necesario cambiar la ruta del vehículo de guiado automático (AGV). En total, más de 400 AGV están en funcionamiento en Factory 56.

Además, el llamado “Matrimonio Fullflex” establece un nuevo estándar para el proceso mediante el cual la carrocería del vehículo se conecta al sistema de propulsión. En Factory 56, este “matrimonio” consta de varias estaciones modulares y permite evitar grandes trabajos de conversión y largas interrupciones en la producción.

Ecosistema digital MO360

Factory 56 emplea el ecosistema digital MO360 para apoyar la producción de Mercedes a nivel global. Se trata de una serie de aplicaciones de software que respaldan la producción mundial de las 30 plantas de la marca. Además del control de producción, informa y da instrucciones a los trabajadores según las necesidades en tiempo real. MO360 combina herramientas de eficiencia y calidad en una unidad funcional. La producción está altamente digitalizada. Además, máquinas y equipos están perfectamente interconectados entre sí.

Factory 56 de Mercedes-Benz.
Factory 56 de Mercedes-Benz.

Sostenibilidad

Al igual que la digitalización, la sostenibilidad se considera e implementa de manera integral en Factory 56. Conservar los recursos y reducir el consumo de energía son los pilares de este enfoque. La planta estará libre de emisiones de CO2.

En su techo hay un sistema fotovoltaico que suministra al edificio energía eléctrica ecológica autogenerada. Esto es suficiente para cubrir alrededor del 30% de sus requisitos de energía anuales.

Parte de esta energía fluye hacia una red de corriente continua, que mejorará la eficiencia energética del taller de montaje en el futuro. Alimenta sistemas técnicos como unidades de ventilación, por ejemplo.

Un banco de energía estacionario compuesto por baterías de vehículos también está conectado a la red de CC. Con una capacidad total de 1.400 kWh, actúa como un colchón para almacenar el exceso de energía solar del sistema fotovoltaico. Toda la iluminación es led; mientras, la arquitectura de cielo azul ayuda a los trabajadores a utilizar más luz de día.

Además, Factory 56 cuenta con plantas en el 40% de su techo. Esto no sólo compensa el área de suelo sellada, también mejora la atmósfera interior del edificio al retener el agua de lluvia. Es un nuevo sistema que separa el agua de lluvia del agua contaminada. Al almacenar el agua de lluvia, Factory 56 alivia la carga de las fuentes de agua vecinas y se crean nuevas áreas verdes.

Y, además, en partes de la construcción se han utilizado materiales reciclados, como hormigón procedente de demoliciones en el edificio principal.

Además, en la planta se ha tenido en cuenta la ergonomía de las etapas de montaje. El concepto de vida saludable también se ha contemplado para que los 1.500 empleados de Factory 56 puedan gozar de una vida saludable.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here