Gama 2020 de Invicta Electric.
Gama 2020 de Invicta Electric.

Invicta Electric es la primera marca que ofrece una movilidad eléctrica integral. Desde soluciones a vehículos eléctricos, como patinetes, coches y comerciales, pasando por instalación de puntos de carga. Su oferta también contempla soluciones para la adquisición, al contado o mediante financiación, renting, multiopción, por suscripción o alquiler. Y adaptándose a todo tipo de personas, necesidades y bolsillos.


Invicta Electric, la empresa española parte del Grupo Invicta Motor, ofrece un amplio abanico de soluciones para desplazarse por la ciudad. Desde poder conducir el coche apropiado para cada momento a contratar en el concesionario la tarifa eléctrica más competitiva para cargar el vehículo eléctrico o la instalación de un punto de carga rápida.

La oferta de Invicta Electric incluye: una amplia gama de vehículos eléctricos urbanos; aplicaciones para ofrecer servicios de suscripción mensual de coches para contratar o comprar, tanto en el concesionario como en entornos completamente digitalizados.

La empresa funciona como importador oficial de productos 100% electricos, con una variedad de gama que incluye: patinetes; triciclos; scooters; turismos; vehículos comerciales ligeros; y, próximamente, también e-bikes. Además, todos ellos integrados con servicios digitales que permiten al cliente cumplir todas sus necesidades de movilidad.

El objetivo de Invicta Electric es ofrecer gran variedad de productos, facilidad de compra y flexibilidad de uso para satisfacer las necesidades de movilidad urbana. Algo que actualmente ya se demanda y que aumentará de forma exponencial en el futuro.

La oferta de Invicta Electric

Las soluciones y servicios de Invicta Electric son:

D2S.
D2S.

Variedad de gama

Todos los vehículos que ofrece son eléctricos. coches biplaza como el D2S, con autonomía de hasta 250 km; Eidola -desde 8.495 euros si se recurre a la financiación-, que se puede conducir desde los 15 años; el Épica, un biplaza urbano con una autonomía de 120 km, una velocidad máxima de 80 km/h y 2,25 metros de longitud; el maxi scooter Alex, tan adecuado para la ciudad como para el extrarradio, con autonomías de 120 y 200 km en sus dos versiones; el DTR, con hasta 130 km de autonomía y una batería extraíble que permite la carga en cualquier sitio que haya un enchufe.

Además: patinetes micro; los triciclos iTank e iTango; el patinete iLark, así como la gama de e-bikes, antes de acabar el año, con la plegable Coky, la Silky y la Fliky.

En el otro lado, los comerciales ligeros: el buque insignia de Invicta Electric es el Metro, con hasta 270 km de autonomía y 500 kg de carga máxima, con 3,70 m de longitud y 1,40 de anchura; y los más pequeños Eidola Van y Eidola Pickup, para el reparto de paquetería o comida a domicilio.

De aquí a 2021, la gama añadirá hasta 7 nuevas propuestas entre turismos, motocicletas -con una naked- y comerciales ligeros -como el Neibor-.

Servicios

La plataforma digital de Invicta Electric integra todas las funciones comerciales del comercio electrónico, y unas aplicaciones intuitivas y fáciles de usar. Entre ellas:

  • Subscar: permite disfrutar del uso de un vehículo mediante una suscripción mensual con todo incluido y con la posibilidad de cambiar de coche una vez al mes. De esta forma, el usuario puede disfrutar de: un pequeño coche eléctrico biplaza para desplazarse por la urbe en invierno; un SUV con tracción total para ir a esquiar; un scooter para la primavera; o un monovolumen para sus vacaciones estivales.
  • Quikly: un modelo de “carsharing” multimarca que facilita desplazarse por los municipios y ciudades gracias a un rápido y sencillo alquiler a través de una aplicación. En unos sencillos pasos se reserva el vehículo desde la aplicación; la app facilita su situación y permite el acceso y arranque del mismo desde el smartphone del usuario.
  • Electrificación: la propuesta de Invicta Electric contempla la instalación de un punto de carga para el cliente; incluso el asesoramiento y la contratación con el proveedor de energía más adecuado en cada caso.
  • Digitalización: el cliente puede comunicarse y solucionar sus necesidades a través de los canales digitales como desde cada aplicación específica de forma rápida, sencilla e intuitiva. Todo ello apoyado por el concesionario. Es quien mejor conoce los vehículos y, por lo tanto, está más capacitado para prestar el mejor servicio y en las mejores condiciones posibles.
  • Comercio electrónico: a través de la web cualquier persona interesada puede ver la gama de modelos existentes; conocer todas las opciones de compra; y comprobar qué precio o cuota ha de pagar en cada caso ya sea por la adquisición al contado, la multiopción, la financiación, el renting, la suscripción o el alquiler.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here