El convenio de Ibil e Irizar dará una segunda vida a las baterías para almacenar energía en puntos de carga de VE.
El convenio de Ibil e Irizar dará una segunda vida a las baterías para almacenar energía en puntos de carga de VE.

Ibil e Irizar han firmado un convenio de colaboración gracias al cual se dotará de una segunda vida a las baterías de los autobuses eléctricos. Se instalarán en la red de carga de vehículos eléctricos de Ibil para almacenar energía.  

El convenio firmado permitirá reutilizar las baterías que Irizar produce e instala en sus autobuses como elemento de almacenamiento de energía. Asimismo, la electrónica de potencia asociada a dicha aplicación en las infraestructuras de recarga que Ibil está desarrollando y desplegando. Entre otros lugares, en las estaciones de servicio de Repsol.

Tal y como indican ambas compañías, las baterías son la pieza fundamental de un vehículo eléctrico. De ellas dependen la autonomía, precio, velocidad de recarga y vida útil del vehículo.

La vida útil de las baterías de autobuses eléctricos urbanos puede alcanzar hasta 15 años, ya que se someten a cargas diarias y elevadas potencias. Transcurrido ese tiempo, estos acumuladores deben ser sustituidos para que el vehículo mantenga la funcionalidad original.

El fin de esa primera vida, sin embargo, no significa que una batería pierda toda su capacidad de carga. De ahí, que desecharla sea un error, según Ibil e Irizar. Avanzando en el compromiso medioambiental y de economía circular, se impone una reutilización sostenible. Como ejemplo, en aplicaciones de almacenamiento estacionario para la estabilización de la demanda energética cuando se cargan vehículos  eléctricos con niveles de potencia altos.

Solución de Ibil e Irizar

Ibil e Irizar tienen la solución para dar una nueva vida a las baterías. Se podrán instalar en los puntos de recarga de Ibil para almacenar la energía. Así, podrán utilizarse durante el doble de tiempo  para lograr los siguientes objetivos:

  • Reducir la potencia necesaria de la red eléctrica, reduciendo por tanto los costes de operación de la infraestructura.
  • Posibilitar el despliegue de infraestructuras de recarga de gran potencia, incluso en aquellos lugares en los que la conexión a la red eléctrica sea más compleja y costosa.
  • Adicionalmente, facilitar la integración de generación distribuida fotovoltaica en dicho sistema, para una generación local de la energía.
Fundado en 1889, Irizar es un grupo diversificado geográfica e industrialmente, que apuesta por la tecnología y por la sostenibilidad.
Fundado en 1889, Irizar es un grupo diversificado geográfica e industrialmente, que apuesta por la tecnología y por la sostenibilidad.

Sobre Ibil e Irizar

IBIL nació en 2009 fruto de un acuerdo de colaboración entre el Ente Vasco de la Energía (EVE) y REPSOL. Su objetivo es proporcionar servicios energéticos y de movilidad, crear una red de recarga de vehículos eléctricos y desarrollar iniciativas de sostenibilidad.  De la mano de Repsol, actualmente lidera el desarrollo de la mayor red de recarga en España.

En cuanto a Irizar, es un grupo empresarial con presencia internacional. Está presente en seis sectores de actividad, transporte de pasajeros, electromovilidad, electrónica, motores y generadores eléctricos, conectividad y energía.

El Grupo está formado por siete marcas (Irizar, Irizar e-mobility, Alconza, Datik, Hispacold, Matats y Jema). Desarrollan su actividad productiva en 13 plantas de producción en España, Marruecos, Brasil, México, Sudáfrica, a las que se suma un centro propio de I+D.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here