cooltra

Francisco Riberas, presidente y principal accionista junto a su hermano Jon de la sociedad cotizada Gestamp ha adquirido cerca del 20% por cierto de Cooltra tras una operación de ampliación de capital de 20 millones de euros. A su vez, el grupo de movilidad presidido por Timo Buetefisch ha invertido unos 30 millones de deuda subordinada pertenecientes a los dos grupos inversores alemanes que acompañan a Cooltra desde su fundación en 2006.

Las dos operaciones han dado como resultado el fortalecimiento de los recursos propios de Cooltra hasta los 38 millones de euros, contando ahora con fondos para expandirse y un pasivo más estable.

En declaraciones de Timo Buetefisch recogidas por la Vanguardia, el CEO de Cooltra señala:

“Es un gran emprendedor y tiene muchísima visión de negocio y para mí es un orgullo que se haya venido con nosotros; su entrada ha sido también importante para nuestros inversores tradicionales porque muestra que lo hemos hecho bien”.

Los números de Cooltra

Los movimientos en el seno de Cooltra se han sucedido en un momento idóneo. Tras facturar 39 millones de euros y alcanzar un EBITDA de 3 millones en 2019, la pandemia tuvo un efecto notable sobre la actividad de la compañía como consecuencia de la restricción de los desplazamientos.

Desde la empresa comentan que, con la progresiva desaparición de restricciones, la demanda ha aumentado muy rápido, influida por el hecho de que el transporte individual cada vez es más valorado como consecuencia de la pandemia.

La consolidación del sector es un hecho que va ganando cada vez más fuerza, por lo que la compañía se ha propuesto ganar posiciones, Buetefisch señala: “Pese al aumento de la competencia, allí donde estamos somos líderes por número de viajes”.

Cooltra dispone de alrededor de 16.000 vehículos, la mayoría de ellos motos (aunque también cuenta con bicicletas) y 400 trabajadores en sus filas.

Fuente: La Vanguardia.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here