Proyecto Vehicle-to-Grid de FCA.
Proyecto Vehicle-to-Grid de FCA.

FIAT ha puesto en marcha el proyecto piloto Vehicle-to-Grid en su planta de Mirafiori (Turín). Para ello ha elegido como socio tecnológico a ENGIE Eps. El acuerdo llega después del anuncio de FIAT de experimentar la interacción entre coches eléctricos y red eléctrica inteligente. Engie será la encargada de construir la infraestructura.


El proyecto persigue la interacción bidireccional entre los vehículos totalmente eléctricos de FCA y la red eléctrica. Además de recargar los coches, el proyecto usará sus baterías para estabilizar la red. Las baterías de los vehículos son capaces de almacenar energía y pueden devolverla a la red cuando sea necesario por medio de la infraestructura V2G. Esto representa una oportunidad para optimizar los costes de funcionamiento de los vehículos, en beneficio de sus propietarios. Y, además, una posibilidad real de contribuir a un sistema eléctrico más sostenible.

Vehicle-to-Grid y el futuro

La necesidad de “equilibrar los recursos” en la red eléctrica va a ir creciendo con el tiempo: por un lado, para apoyar el desarrollo de fuentes renovables, cuya producción de energía es por defecto no programable; por otro lado, para gestionar el despliegue de vehículos eléctricos que, dado que requieren energía para recargarse, podrían desestabilizar aún más el sistema.

A no tardar, el despliegue de infraestructuras para la gestión inteligente de baterías será clave para equilibrar demanda y producción de energía en tiempo real. Y así es el sistema que se está desarrollando en Mirafiori en el proyecto Vehicle-to-Grid.

Para FIAT, la tecnología V2G es un gran incentivo para la difusión de la una movilidad eléctrica sostenible. Además, es un pilar para una rápida transición energética en términos de accesibilidad para todos (con la consiguiente mayor reducción de emisiones de CO2). Por añadidura, la infraestructura eléctrica obtendrá beneficios en aspectos como fiabilidad y seguridad.

Fases del proyecto

Las obras para la implementación de la fase 1 del proyecto han comenzado en el centro logístico Drosso, dentro del complejo de Mirafiori. Las obras cubren un área de aproximadamente 3.000 metros cuadrados. Cuentan con 450 m de zanjas ya excavadas, listas para albergar más de 10 km de los cables necesarios para interconectar la red eléctrica con los 64 puntos de recarga rápida bidireccional, con una potencia de hasta 50 kW.

En la fase 1 del proyecto se contempla la instalación de 32 columnas V2G capaces de conectar 64 coches eléctricos y su inauguración está programada para julio. A finales de 2021, la infraestructura se ampliará para interconectar hasta 700 coches eléctricos. Podrán proporcionar servicios de red ultrarrápidos al operador de la red de transmisión, además de recargar los propios vehículos.

En su configuración final, el proyecto será capaz de suministrar hasta 25 MW de capacidad reguladora. Así, se convertirá en la infraestructura V2G más grande construida en el mundo. Añadiendo otros sistemas presentes en Mirafiori, como los 5MW de capacidad fotovoltaica, la infraestructura se convertirá en una auténtica central eléctrica virtual. Tendrá la capacidad de proporcionar un alto nivel de optimización de recursos, equivalente a unos 8.500 hogares. Y, además, una amplia gama de servicios para el operador de red, incluida la regulación de frecuencia ultrarrápida.

Planta de Mirafiori en Turín de FCA.
Planta de Mirafiori en Turín de FCA.

Declaraciones

Sobre el proyecto Vehicle-to-Grid, Roberto Di Stefano, director de e-Mobility de FCA en la región EMEA, ha afirmado:

«El objetivo principal y tangible de esta colaboración es reducir el coste del ciclo de vida de los coches eléctricos de FCA, a través de ofertas específicas exclusivas para nuestros clientes».

Carlalberto Guglielminotti, consejero delegado de ENGIE Eps, ha explicado:

«Se estima que para 2025, la capacidad total de almacenamiento de los vehículos eléctricos en Europa superará los 300 GWh. Eso representa el mayor recurso distribuido disponible para el sistema energético europeo. El mercado de las infraestructuras V2G, que hasta la fecha consiste casi exclusivamente en proyectos experimentales, ahora está listo para despegar».

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here