Un informe de AECA-ITV elaborado con datos del Ministerio de Industria revela que los relacionados con el sistema de alumbrado y la señalización son los defectos por los que más coches no pasan la ITV

Hace unos días repasábamos las diferencias entre una ITV favorable, desfavorable y negativa y cómo debes actuar en cada caso.

Hoy nos centramos en el que es uno de los fallos por el que más vehículos no superan las pruebas. Y es que según los datos de la asociación de estaciones AECA-ITV el 26% de los fallos detectados en los coches en 2021 estaban relacionados con el sistema de alumbrado y la señalización.

Esto es lo que tendrás que pagar para pasar la ITV de tu coche eléctrico en 2021

No pasar la ITV por fallos en el alumbrado

De acuerdo con datos publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, el sistema de alumbrado y señalización es el capítulo en el que más defectos graves se detectan, ocupando el 26% de la totalidad de los fallos hallados en el año 2021 por las estaciones ITV.

“Esto es debido a que, a la hora de comprobar el sistema de alumbrado, éste no ilumina lo suficiente o al menos no cómo debería”, explican.

En cuanto al tipo de vehículo, el informe muestra que las motocicletas y quads son los vehículos que tienen más defectos en alumbrado y señalización, representando el 56,1% del total de los detectados. Le siguen los vehículos agrícolas, donde el 29,4% de los defectos corresponden a este sistema.
En el caso de los remolques y semirremolques, la cifra llega al 25,6%; en los furgones y camiones de menos de 3500 kg la cifra llega al 24,4%; en los furgones y camiones de más de 3500 kg, al 21,6%; en los turismos, al 21,4%; y en las ambulancias y taxis, al 18,5%.
Mientras que los autobuses y autocares son los que mejor tienen el alumbrado y señalización, pues únicamente el 15% de los defectos detectados en la ITV a este tipo de vehículos corresponden a este sistema.

Cómo comprobar el buen estado de los faros

“El correcto mantenimiento del sistema de alumbrado del vehículo es fundamental, ya que circular con una lámpara fundida o los faros mal regulados afecta tanto a la seguridad del propio vehículo como a la del resto de usuarios de la vía”, alertan desde la asociación.
La comprobación del estado del sistema de alumbrado por parte del propio usuario es sencilla, con un simple vistazo alrededor del vehículo se pueden detectar los elementos que no funcionan (bombillas fundidas o faros o pilotos con daños).
También hay que verificar que la regulación en altura es correcta. Si los faros están demasiado bajos, iluminarán a poca distancia de nuestra posición; y en caso de que estén demasiado altos, hay riesgo de deslumbrar al resto de usuarios de la vía.

Te puede interesar…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí