Programa de ayudas en el País Vasco

El Plan Renove de Euskadi tiene como objetivo rejuvenecer el parque automovilístico de la región. No busca tanto, por el momento, incentivar ningún tipo de movilidad alternativa, por eso ofrece hasta 3.000 euros de descuento en la compra de cualquier coche.

El pasado viernes, la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del gobierno vasco, Arantxa Tapia, anunció que su equipo estaba trabajando en un Plan Renove de Vehículos.

Lo dijo durante su intervención en el encuentro Desafíos del Sector de Automoción, donde anunció el lanzamiento de un nuevo programa de ayudas a consumidores finales con el objetivo de estimular la adquisición de nuevos vehículos.

Tapia explicaba entonces que el Plan Renove de Eusakadi pretende sustituir los vehículos viejos de combustión, para reducir las emisiones de CO2 y contribuir a los compromisos adquiridos por Europa y también desde Euskadi, en el escenario del cambio climático. Y aunque en un primer momento sí dijo que el objetivo del paquete de ayudas es “promover el eléctrico puro”, también aclaró que “no pretende desatender otras opciones de híbridos y vehículos de gasolina o diesel con emisiones limitadas”.

Plan Renove para todas las tecnologías

La consejera Arantxa Tapia dijo que el Plan Renove de Euskadi ofrecería descuentos de unos 2.000 euros. Y un dato importante: el descuento será para todos los coches nuevos, sin discriminación por tecnología.

Hoy se han hecho públicos los últimos datos sobre el Plan Renove Euskadi. Han actualizado la cifra, no será de 2.000 sino de hasta 3.000 euros el descuento del que podrán disfrutar los compradores particulares y empresas que adquieran un vehículo nuevo. Solo hay una condición: para obtener la bonificación máxima habrá que entregar un coche con una antigüedad mínima de 10 años (o siete si lo que se adquiere y entrega es una furgoneta).

Además de esto, el valor de la subvención dependerá del nuevo vehículo. Las ayudas más altas serán para los vehículos menos contaminantes; los de hidrógeno, gas natural así como los híbridos tendrán un descuento de entre 2.250 y 2.500 euros. Los coches diésel y gasolina disfrutarán de una rebaja de 2.000 euros.

Presupuesto: cinco millones de euros

Tapia ha explicado que con el Plan Renove se pretende “ayudar a la renovación del parque de vehículos en Euskadi y colaborar con el sector de la automoción, que es importante para el país”.

El programa de ayudas a la renovación de coches viejos que ha aprobado el Gobierno Vasco cuenta con una dotación de cinco millones de euros que corren a cargo del Ente Vasco de la Energía. Con esta cantidad se espera subvencionar la compra de algo más de 2.000 unidades.

494 millones de euros para infraestructuras

Además, el gobierno vasco ha aprobado una partida de casi 500 millones de euros con la que pretende aumentar la red de puntos de carga para coches eléctricos de la región.

El objetivo es alcanzar los 4.800 coches eléctricos para finales de 2020 y preparar la red vasca para una expansión a gran escala en 2030.

Actualmente en el País Vasco circulan 1.143 coches eléctricos que tienen a su disposición 73 puntos de recarga de acceso público -además de más de 300 que ya existen de modo particular o en empresas-. El objetivo es que en los próximos dos años y medio, para finales de 2020, el parque eléctrico se incremente al menos hasta los 4.800 coches de este tipo y se puedan habilitar otros 35 puntos de recarga de alta capacidad abiertos a todos los consumidores.

No cierres esta noticia sin echar un vistazo a nuestra Guía de Coches Eléctricos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here