Maiara Marth (izquierda) y Rachel Lesslar (derecha) con la Vostok E7.
Maiara Marth (izquierda) y Rachel Lesslar (derecha) con la Vostok E7.

Vostok es una joven compañía vasca dedicada a la fabricación de motos eléctricas. Dirigida por dos mujeres, hemos querido saber algo más de la pequeña, pero creciente empresa. Por ello, hemos entrevistado a Maiara Marth, para conocer, entre otras cosas, lo que diferencia a Vostok de otras marcas españolas; por qué su singularidad y la ilusión que imprimen a todo; y qué esperan del futuro. Éstas son sus respuestas.


-¿Cómo surgió el proyecto de Vostok?

-La idea surgió por las experiencias personales de Álvaro y Rachel, los dos fundadores iniciales. Rachel es mitad Malaya, mitad Irlandesa. Vivió hasta los 12 años en Johor-Bahru, muy cerca de un puente que conecta la ciudad Malaya con Singapur. Por ese puente pasaban miles de motos diarias (y siguen pasando), generando mucha polución, y ella se preguntaba si habría una forma diferente de moverse.

Además, siempre ha estado bajo la influencia de su familia que es muy ecológica. Incluso, tienen una “eco-house” en Irlanda: una casa que recolecta agua de lluvia para utilizar en el domicilio, con placas solares, e intentan cuidar incluso la pintura y productos que utilizan.

Viendo que no había una solución real en Europa, en 2015, decidieron desarrollar una moto eléctrica por pura necesidad.

-¿Por qué su nombre?

Advertisement

-La marca Vostok representa aventura, exploración, superación de barreras y así el conseguir “llegar lejos”: “Go places” que en inglés significa tener éxito, lograr cosas y convertirse en un ganador.

El nombre Vostok viene de la primera nave espacial tripulada por un humano. Yuri Gagarin se convirtió en el primer ser humano en viajar al espacio exterior, uno de los grandes hitos de la humanidad, después de completar una órbita en la Tierra a bordo de la cápsula Vostok 1. Vostok tuvo 6 misiones en total.

La Vostok E7 es la séptima misión, que intenta ayudar a las personas a hacer el cambio hacia un nuevo estándar eléctrico.

Web de la compañía

-¿Es cierto que sois dos mujeres las que lleváis la dirección de Vostok?

-Es totalmente cierto. Actualmente somos Rachel Lesslar y Maiara Marth las que lideramos el equipo. Rachel se encarga de los asuntos de operaciones y el funcionamiento general de la empresa. Mientras que yo me encargo de la estrategia de expansión.

-¿Crees que Vostok tiene un espacio concreto en la fabricación de motos eléctricas en nuestro país?

-Sinceramente creemos que sí. Puede ser que el camino no sea realmente fácil, y que parte de la industria tenga que conseguir la experiencia necesaria en ciertos componentes. Pero realmente contamos con muchísima industrialización en el norte y conocimientos en la península en general y lo adecuado es poder utilizarlos. Además, así podemos generar un impacto positivo local, en nuestras localidades, pueblos, ciudades, generando un beneficio inmediato y local para la comunidad.

-¿Cuáles son las señas de identidad que os diferencian de otros fabricantes?

-Somos una marca que piensa mucho en la funcionalidad de las motos. Miramos lo que se necesita en la ciudad, y ajustamos un producto exacto para la ciudad. El modelo actual es una moto muy ágil en comparación con otras marcas. Con altas prestaciones para que se pueda adaptar a cualquier tipo de ciudad.

No nos consideramos únicamente fabricantes de motos, sino que nos consideramos una empresa sostenible en la que siempre estamos investigando sobre: mejores materiales para usar; que tenga el mínimo impacto medioambiental posible; formas más sostenibles de fabricar y cómo estar lo más cerca posibles de ser  una empresa de economía circular; así como es obvio nuestro afán por los problemas actuales de la sociedad: inclusión social, igualdad.

Y cuando hablamos de sostenibilidad no hablamos únicamente de medioambiente sino de cómo podemos crear entornos y acciones sostenibles a largo plazo. Todo lo que hacemos es para sostener nuestra actividad, pensando siempre en largo plazo, con paciencia y en nuestro entorno.

No olvidando, que  la tecnología nos ayuda a diferenciarnos: siempre estamos trabajando en el desarrollo de productos que mejoran la experiencia de usuario y optimizar el rendimiento de nuestros modelos. También somos innovadores y sostenibles en el uso de materiales para crear nuestros modelos.

Vostok E7 Plus

-¿Cuál es vuestra estrategia de futuro?, ¿Cómo espera evolucionar Vostok?

-Para comenzar estamos llevando a cabo nuestra expansión nacional, esperamos tener un modelo 125 pronto. O incluso dos ;).

Y los próximos años esperamos poder expandirnos de forma internacional.

Estamos empezando con vehículos eléctricos pero queremos ver “the big picture”. Para ser sostenibles no vale sólo con enchufar tu batería a una fuente en la que no sabes de donde está viniendo la electricidad, sino que en el futuro queremos  poder entrar a crear soluciones de almacenamiento de energía propia, y poder usarla para cargar nuestra baterías, soluciones de cargas, etc.

Buena suerte, Maiara. Os deseamos un gran futuro y esperamos que vuestro deseo de trabajar por mejorar el planeta y por una economía circular se extienda definitivamente por la sociedad. Hasta siempre.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here