Luis Gonzalez director general de COUP

Entrevistamos a Luis González, director general de COUP en España para analizar cómo se está desarrollando su proyecto de motosharing. Su formación como ingeniero industrial y su etapa previa como Director de Ventas y Proyectos en Bosch le avalan para dirigir una de las empresas con más recorrido en la movilidad eléctrica compartida.

El primer lanzamiento de COUP fue en Berlín en 2016, y tras París, llegó a Madrid a mediados del pasado año. Ya cuenta con más de 3.500 scooters eléctricas que han mejorado la movilidad y el aire que respiramos. Además de las tres ciudades ya mencionadas, COUP está haciendo un test en la ciudad alemana de Tübingen, y está analizando diversas opciones para ampliar su mercado. “Hay que tener en cuenta que en estos momentos se está moviendo la legislación de algunas ciudades y hay que esperar a que el tema se clarifique” nos comenta Luis.

Algo que nos llamó la atención tras probar varias motos eléctricas compartidas fue la gran facilidad de manejo de la Gogoro 2.

“Se buscó una moto sencilla de manejo, con un centro de gravedad muy bajo, y atractiva para el público. Además, según nuestra primera encuesta de satisfacción el público encuentra nuestra moto confortable, moderna, segura, y diferente”

Llama la atención que la Gogoro 2 no lleve ningún componente Bosch. “Sí. No era nuestra prioridad en el momento de la búsqueda. Necesitábamos una moto con baterías y cargadores exclusivos, una condición que evita el hurto o el mal uso tanto de baterías como de la propia moto. La Gogoro 2 nos permitía estas opciones.”

Aunque la moto está limitada a 45 kmh porque está homologada como L1 (45cc), Luis nos adelanta que se está barajando el cambio a L3 (125cc) aunque aún no está decidido. Podría ser uno de los próximos avances que permitan su circulación por la circunvalación de la ciudad. Esta potencial modificación incluiría un mecanismo para modificar electrónicamente la potencia de la scooter a demanda del usuario.

El cambio a L3 (125cc) pODRÍA ser uno de los próximos avances que permitan su circulación por la circunvalación de la ciudad.

(Actualmente en el mercado sólo Acciona tiene la opción de elegir potencia y tarifa).El segundo casco en la moto podría ser otro de los cambios que llegarán a lo largo del año.

Suponemos que la entrada en Madrid tuvo algún que otro imprevisto.

“Realmente no tuvo ningún hándicap imprevisto. De hecho, la experiencia de Berlín y París nos permitió replicar el mismo desarrollo. El plan de ruta nos permitió llegar a la fase de lanzamiento con scooters, permisos, recambios, cargadores, personal y aplicación en perfecto estado de revista. Además, el apoyo institucional a favor de la movilidad compartida nos facilitó mucho las cosas.”

¿Es compleja la operativa de COUP?

“COUP realiza la recarga y el mantenimiento con trabajadores propios porque de esa manera tenemos mayor fiabilidad. Tanto para el transporte de baterías como del de motos, utilizamos furgonetas 100% eléctrica Nissan e-NV200, y la energía para la recarga viene con certificado de energía renovable. Como ves no dejamos nada al azar.”

“El proceso de recarga es bastante sencillo gracias a un programa que optimiza las rutas de los responsables. Aunque es bastante atípico, a veces se tienen que reubicar scooters debido al movimiento de los usuarios o al mal aparcamiento.”

Y en el capítulo de incidencias, ¿Qué nos puedes contar?

“Hasta el momento, y crucemos dedos,  no estamos teniendo apenas incidencias. Ha habido alguna caída que ha ocasionado algún daño, pero se ha resuelto mediante el seguro. COUP cuenta con un seguro con franquicia de 350€ que cubre cualquier imprevisto. En cuanto a vandalismo ha habido algún caso aislado que ha ocasionado algún desperfecto pero en ningún caso han sido hechos organizados.”

Aunque ya son seis las empresas de motosharing que operan en Madrid, COUP no tiene aún datos de influencia. De hecho, según Luis, están por encima de sus objetivos y valora positivamente la competencia.

“Hasta el momento no se ha alcanzado el límite de usuarios posibles, y hasta que esto ocurra, es bueno que tanto el usuario habitual como el que no lo es aún, tenga diversidad de opciones y visibilidad de las motos en la ciudad.”

Según cifras no oficiales se calculan unas 5.000 scooters en la capital. Si tenemos en cuenta una población en la metrópolis de unos 3 millones de habitantes, el ratio aún es bajo.

Madrid Central ha hecho que la gente deje más el coche en casa y se haya planteado el uso de la scooter. Sin embargo también se ha notado un aumento de infracciones por aparcamiento a raíz de la nueva normativa de movilidad. COUP ha realizado una campaña de información en su web y ha enviado la información a sus usuarios por medio de email. Además, ha puesto un folleto explicativo en cada una de sus scooters.

Folleto explicativo para el aparcamiento que COUP incluye en todas las scooters

“Esto requiere una curva de aprendizaje, y aunque pueda resultar algo confuso, finalmente será beneficioso para la movilidad en nuestra ciudad.”

COUP es actualmente el servicio de motosharing más barato para trayectos de 30 minutos (ver comparativa), pero está por detrás de MOVO en trayectos que suponen 10 o 15 minutos. COUP en principio asumió el mismo modelo que Berlín o París con una tarifa de 3 euros para los primeros veinte minutos y de 1 euro más por cada 10 minutos añadidos. “Nos decidimos por esta tarifa porque aporta sencillez y claridad al usuario, pero no descartamos para el futuro dar nuevas opciones con paquetes por minutos como ya lo hacen otras compañías. Sabemos que el tiempo medio de uso de estos servicios es de unos 14 minutos y tenemos que analizarlo.”

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here