L-Charge
Advertisement

L-Charge, el fabricante de cargadores de vehículos eléctricos (VE), ha realizado una encuesta en Europa. De la misma se desprende que más del 50% de los propietarios de VE está descontento con la movilidad eléctrica fuera de las grandes urbes. Sólo el 34% dijeron estar completamente satisfechos con la infraestructura de carga existente, la velocidad y los precios de carga.


L-Charge señala que la mayoría de los propietarios de VE carga su vehículo en casa o en los cargadores públicos de las ciudades. Para estas circunstancias, los usuarios están satisfechos, en general, con la infraestructura existente.

Sin embargo, una parte de la experiencia de propiedad de un vehículo eléctrico se basa en los desplazamientos de largo recorrido. Y es en ese contexto es donde la insatisfacción es amplia. Este aspecto va en detrimento de una mayor adopción de VE, inevitablemente. Muchos posibles usuarios de vehículos eléctricos necesitan recargar la batería en cualquier lugar que no sea una ciudad.

Infraestructura de carga

La mayor parte las instalaciones de carga rápida aun están ubicadas alrededor de ciudades grandes, en áreas urbanas densamente pobladas y en carreteras principales. Como ejemplos, en las carreteras que conectan Madrid y Barcelona (en España); o en las del entorno del Gran París.

Más allá de estas áreas, la infraestructura de carga rara vez responde a las necesidades y, además, proporciona poca potencia de carga. 

Según indica la encuesta de L-Charge: alrededor del 56% de los propietarios de vehículos eléctricos dijeron no estar satisfechos con la infraestructura de carga existente. Dicen que se sienten limitados con sus oportunidades de movilidad.

Infraestructura de carga móvil de L-Charge.
Infraestructura de carga móvil de L-Charge.

Además, cabe destacar que entre las quejas sobre la infraestructura están quienes tienen los últimos modelos de VE, como Tesla Model 3 y Porshe Taycan. Igualmente, los que viajan regularmente hacia o a través de áreas rurales.

En cuesta de L-Charge

L-Charge realizó la encuesta cuando la empresa empezó su gira por diferentes países europeos. Los encuestados procedían de: Alemania, Francia, España, Holanda.

Dmitry Lashin, CEO de L-Charge, afirmó posteriormente:

“El 63% de los propietarios de vehículos eléctricos se ven obligados a cambiar sus planes de viaje debido a la falta de infraestructura de carga. Pero nunca más lo harán”.

 

-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí