Sevilla puede presumir de muchas cosas, entre ellas, tener el primer punto de carga sostenible para patinetes eléctricos del mundo. La clave está en que es capaz de generar su propio energía a través de un suelo solar.

La tecnológica andaluza Solum, responsable de la instalación del primer punto de carga sostenible para patinetes eléctricos del mundo, calcula que su invento contribuirá a ahorrar la emisión de hasta tres toneladas de CO2 a la atmósfera por año.

Diseñada para facilitar la recarga de patinetes eléctricos de uso particular, la primera estación de carga ya está en funcionamiento en el sevillano Paseo de Cristina, una zona de tránsito de Vehículos de Movilidad Personal (VMP).

Los 7 patinetes eléctricos más baratos del mercado en 2021. Guía comparativa de compra

El proyecto de Solum desarrolla una estación de carga inteligente para patinetes eléctricos con la reutilización de mobiliario urbano en desuso que se transforma en estaciones de carga autogeneradoras de energía a través de un suelo solar. La startup sevillana fue una de las ganadoras de la quinta edición de la Iniciativa de Innovación Sostenible (IIS) de Telefónica, que seleccionaba las mejores ideas para crear nuevas soluciones con un impacto social o medioambiental positivo. El objetivo de esta iniciativa es dotar a las ciudades de una infraestructura de estacionamiento y carga de vehículos eléctricos sostenible y sin emisiones.

El primer punto de carga sostenible para patinetes eléctricos del mundo

Esta solución innovadora genera su propia energía limpia y cuenta con un sistema interno de almacenamiento que garantiza el suministro eléctrico a los vehículos de forma ininterrumpida. Esto es posible gracias al suelo solar sobre el que se ubica, un elemento patentado por Solum en el que la energía sostenible se genera gracias a las células fotovoltaicas de alto rendimiento, integradas en el pavimento.
El tiempo de carga es similar al empleado por el vehículo cuando se conecta a una fuente de energía convencional. Con una capacidad de carga para ocho patinetes de forma simultánea, la estación permite al usuario reservar y anclar su patinete de forma segura a través de la App de Solum.
“Se trata de un proyecto ilusionante, que ha supuesto para nosotros aplicar una tecnología innovadora como nuestro suelo solar a mobiliario urbano que actualmente no tiene uso y al que hemos logrado darle una solución sostenible y 100% renovable”, explica Carlos Rodríguez, CEO de Solum. “Es un proyecto pionero que contribuye a promover los transportes sin emisiones para avanzar hacia ciudades más habitables”, matiza.
La estación generará anualmente más de 1 MWh, evitando la emisión de más de 3 toneladas de CO2 a la atmósfera.
Advertisement

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here