El poder eléctrico

0
434

Puede ser que el subconsciente nos engañe al pensar de lo que puede ser capaz un motor eléctrico.  El Land Rover Defender nos muestra en un vídeo de lo que es capaz.

Muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Ver al Land Rover Defender eléctrico atravesar el terreno más complicado que se le pueda poner delante es todo un ejercicio de admiración. 

El equipo de ingeniería avanzada de Land Rover ha utilizado los ensayos realizados al Leopard 1, vehículo eléctrico basado en el Defender, para desarrollar estas 7 versiones eléctricas del mítico 4×4. John Edwards, director de Land Rover, declaró “Invertir en innovación ha sido siempre el alma de nuestro negocio, y nuestros equipos de ingenieros están trabajando duro para desarrollar una nueva tecnología innovadora para ofrecer soluciones sostenibles en el campo del automóvil”.

Land Rover presentó en el pasado Salón de Ginebra 7 prototipos que serán probados por especialistas durante este año. ¿Por qué un 4×4 eléctrico? En realidad las características técnicas de un motor eléctrico le van como anillo al dedo a un todoterreno. El par está disponible desde cero revoluciones y es muy necesario  para las salidas en parado desde cualquier lugar, por muy complicado que sea. Además estos motores carecen de marchas lo que evita tener que seleccionarlas desde una palanca.

 

Características técnicas

El motor, la caja de cambios y el tubo de escape se han retirado para dar cabida a un motor de 70 kW (94 CV), las baterías y el inversor. Todo ello refrigerado por aire, para eliminar complejidad mecánica al conjunto. El peso total está entre los 2.055 y los 2.162 kg, dependiendo de la configuración de la carrocería y es del orden de 100 kg superior al Defender 110 básico.  El par es de 330 Nm. Una única marcha y una reductora simplifican mucho su conducción. Las baterías de litio, de 410 kg y situadas en el vano motor, funcionan a 300 V y tienen una capacidad de 27 kWh. Land Rover asegura que su carga  se puede realizar con una potencia de hasta 54 kW sin que se resienta su vida útil.

landroverintLa recarga se podrá realizar mediante un cargador rápido de 7kW en 4 horas o con el que lleva incorporado el propio coche, de 3 kW, en 10. Además el freno regenerativo permite recuperar la energía de las frenadas a 30kW con una eficiencia del hasta el 80%. La autonomía de todo el conjunto es de 80 km, suficiente para un trabajo de 8 horas en zonas poco accesibles. La única marcha disponible junto con la reductora con una relación de transmisión de 2,7:1 son la razón de por la que, en carretera, pueda recorrer tan pocos kilómetros. Evidentemente no es su hábitat natural. ¿Llegará al mercado? De momento nos aseguran que no. Pero cualquier cosa puede ocurrir.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here