El Cupra e-Racer participará en algunos de los eventos de la nueva E TCR, que realizará acciones promocionales durante el año 2018, con la intención de evaluar su potencial en comparación con los coches de carreras TCR a gasolina.

Las series E TCR serán  el primer campeonato de turismos eléctricos. Durante el año 2018 realizará acciones promocionales antes de lanzar la nueva serie en 2019. Con la participación del modelo e-Racer en algunos de los eventos de TCR durante la temporada 2018 se evaluará su potencial en comparación con los coches de carreras TCR a gasolina.

El Cupra e-RACER participará en algunos eventos de la las nuevas serie E TCR
El Cupra e-RACER participará en algunos eventos de la las nuevas serie E TCR

El objetivo es realizar la puesta a punto para arrancar la competición, con las mayores posibilidades de éxito, en el campeonato E TCR que tendrá lugar en el 2019.

Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT: “apostamos por el E TCR porque estamos convencidos de que el futuro de la competición pasa por los motores eléctricos. Del mismo modo en que el SEAT León Cup Racer sentó las bases técnicas del campeonato TCR, una vez más llegamos los primeros a esta nueva experiencia”.

Características del Cupra e-RACER

El nuevo modelo CUPRA e-Racer toma como base el chasis del SEAT León. A esta estructura se le añaden elementos de seguridad, como el arco de seguridad interior, para adecuarlo a la competición

Los cuatro motores eléctricos se encuentran en el eje trasero y entregan hasta 500 kW (680 CV), y alcanzan las 12.000 revoluciones. Además equipa sistema de recuperación de energía. Con respecto al CUPRA TCR de motor térmico el peso se incrementa en 400 kilos, aunque mantiene unas excelentes prestaciones, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos y un tiempo de 0 a 200 km/h en 8,2 segundos. Su velocidad máxima es de 270 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 3,2 segundos.

Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT, junto al Cupra e-RACER
Dr. Matthias Rabe, vicepresidente de Investigación y Desarrollo de SEAT, junto al Cupra e-RACER

Su batería tiene un total de 23 paneles, de 264 unidades de carga cada uno. En total 6.072 celdas que se recargan completamente en 40 minutos. Pesa 450 kilogramos, un tercio del coche. Es tan grande y pesada, que su volumen ha tenido que repartirse por toda la parte inferior del coche para preservar su equilibrio y funcionalidad.

Para ganar aerodinámica los retrovisores han sido substituidos por mini cámaras. El conductor visualiza todo lo que sucede a su alrededor en una gran pantalla integrada en el salpicadero.

El CUPRA e-Racer cumple con los requisitos para participar en el nuevo E TCR.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here