coches clásicos

¿Te gustan los coches? ¿Sabías que pueden ser una forma muy lucrativa de invertir tus ahorros? A muchos aficionados se les pasa por alto que se puede combinar su pasión por las cuatro ruedas con la generación de riqueza. En este artículo se explican varias formas de conseguirlo.

Compra de coches clásicos

Como norma general, los automóviles son uno de los productos que más rápidamente se deprecian. Aunque, con el paso de los años, muchos de ellos vuelven a ganar valor. En muchos casos, incluso llegando a superar sus precios originales.

Si tu intención es hacer una inversión rentable, es recomendable buscar en el mercado de coches clásicos. Aquí encontrarás oportunidades que se revalorizarán con el tiempo. Adquiere uno, guárdalo con mimo, véndelo al cabo de unos años y habrás conseguido unos beneficios interesantes. Algunos de los modelos que más se han revalorizado en los últimos años son el Porsche 924, el Toyota Celica 2000 GT, el Lancia Stratos o el Audi Quattro.

Restauración

Otra forma más inmediata de invertir dinero en el mercado del automóvil es a través de la restauración. Si encuentras un vehículo con valor coleccionable que esté en mal estado, podrías comprarlo a bajo precio, arreglarlo y venderlo.

Esta forma de invertir te garantiza resultados casi inmediatos, sin necesidad de esperar años a que tus clásicos se revaloricen. Su principal problema es que necesitas tener conocimientos de mecánica, chapistería y pintura e invertir tiempo. De lo contrario, te verías obligado a pagarle a alguien que te haga el trabajo y tu margen de beneficios sería mucho menor.

Los riesgos de invertir en automóviles

No hay duda de que se trata de una actividad glamourosa que atraerá la curiosidad de amigos y conocidos. Y te permite disfrutar del contacto con piezas de gran valor y belleza. Pero también tiene un lado negativo que es necesario valorar. Para que los coches clásicos no pierdan valor es necesario mantenerlos en buen estado y guardarlos con cuidado. Y este requiere de tiempo y dinero. Si andas justo de alguno de los dos, tu inversión podría estar en riesgo. También hay que tener en cuenta los imprevistos. ¿Qué pasa si tu ciudad se ve afectada por algún desastre climatológico? ¿O si ocurre algún incidente en tu garaje? Por otro lado están los robos. Vehículos tan valiosos podrían ser objetivo de los amantes de lo ajeno.

coches clásicos

Alternativas

Para evitar estos problemas, quizás te interese más buscar otra forma de inversión. O diversificar tu capital y no tenerlo todo en el mercado automovilístico. Una opción en otro sector totalmente diferente, que no sufre de los mismos puntos débiles, es el forex. El mercado de divisas está en constante movimiento y siempre ofrece buenas oportunidades de inversión. Para acceder a él sólo necesitas una conexión a Internet y un broker. En cualquier guía online de forex trading puedes encontrar reseñas y comparativas para ayudarte a elegir uno.

El forex es uno de los mercados financieros con más actividad de todo el mundo. Cada día se registran millones de transacciones. Esto significa que si quieres deshacerte de tus activos para conseguir liquidez, podrás hacerlo al momento.  En cambio, vender un coche de lujo es más complicado. Y si tienes prisa, posiblemente tendrás que deshacerte de él por un importe inferior a su valor de mercado.

Te puede interesar

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here