Renault Zoe cedido por Alphabet a la Universidad de Granada

Alphabet ha presentado las principales conclusiones de un reciente estudio  realizado sobre potencial de electrificación en la Universidad de Granada: evitaría la emisión de 1,2 toneladas de CO2 a la atmósfera y supondría un ahorro en combustible superior a 330 euros al año.

Alphabet y la Universidad de Granada firmaron el pasado marzo un acuerdo para investigar el impacto en costes y en emisiones de la movilidad eléctrica dentro de su campus con la cesión de un Renault Zoe durante tres meses.

El vehículo de mensajería de la Universidad ha sido sustituido por un coche eléctrico, analizando todos sus desplazamientos y otros factores, como velocidades puntas, aceleraciones y tipo de ruta. En total se han realizado 534 trayectos y más de 1.000 kilómetros. Los conductores del servicio de mensajería de la Universidad de Granada realizan trayectos cortos (menos de 50 kilómetros al día) y a una velocidad relativamente baja. El vehículo actual, de combustión,  es técnicamente sustituible por un vehículo eléctrico, necesitando únicamente un punto de carga para su mantenimiento.

La integración de este vehículo en la flota de la organización supondría un ahorro de 339 euros anuales en combustible y se dejarían de emitir a la atmósfera más de 1,2 toneladas de CO2 al año.

Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada y Rocío Carrascosa, CEO de Alphabet
Pilar Aranda, rectora de la Universidad de Granada y Rocío Carrascosa, CEO de Alphabet

Este estudio está integrado dentro de los convenios de colaboración que Alphabet lleva a cabo con varias universidades españolas, como la Universidad Politécnica de Madrid y la Universidad Autónoma de Barcelona y forma parte del Foro de la Movilidad, promovido cada año por Alphabet para investigar, analizar y difundir los hábitos, inquietudes y necesidades de desplazamiento de los ciudadanos españoles en las principales ciudades de nuestro país.


Rocío Carrascosa, CEO de Alphabet España ha declarado en la presentación de las conclusiones del estudio: “Poco a poco la movilidad eléctrica se va abriendo paso en la realidad de nuestras grandes ciudades. Las compañías y organizaciones cada vez son más conscientes de los beneficios y ahorros que supone utilizar vehículos eléctricos para sus traslados”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here